Los ecologistas sostienen que el escape de baterías disparó la contaminación en toda la comarca de Avilés

Un humo negro debido a una avería en baterías de cok ha cubierto Avilés./MARIETA
Un humo negro debido a una avería en baterías de cok ha cubierto Avilés. / MARIETA

«Un nuevo escape que alarmó a miles de personas que lo vivieron en toda la comarca», señala

EFE

El Colectivo Ecologista de Avilés (CEA) ha asegurado hoy que el escape de ayer de las baterías de coque de la factoría de ArcelorMittal disparó la contaminación en toda la comarca, y de manera muy significativa en benceno, que registró un incremento de un 3.600 por ciento.

"Un nuevo escape que alarmó a miles de personas que lo vivieron en toda la comarca, cuando hace 47 días ya se había producido el mismo accidente en las obsoletas instalaciones de la siderúrgica", señala el CEA en una nota.

La estación de control de Llaranes llegó a un pico de 11,95 nanogramos por metro cúbico en benceno, con una subida de 3.600 por ciento del valor que tenía antes del incidente.

En cuanto a las partículas de menos de 10 micras, las PM10, a la misma hora que se produjo el escape se dispararon todas las estaciones de la comarca, menos la situada en la avenida de Cervantes que, según el CEA, "la tienen apagada desde que se disparó la última vez".

"Estas fuertes subidas de los contaminantes dan cuenta de la gravedad del escape originado por la caída de tensión de las baterías, un tema que se podía haber resuelto hace años con una alimentación eléctrica alternativa que hubiera evitado situaciones como éstas", lamenta la organización conservacionista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos