Siete mil firmas pedirán a la SEPI que medie por los trabajadores del economato

Un numeroso grupo de vecinos respaldó ayer a los trabajadores de El Árbol en la presentación de las firmas.
Un numeroso grupo de vecinos respaldó ayer a los trabajadores de El Árbol en la presentación de las firmas. / Patricia Bregón

El tejido social del barrio se vuelca con una plantilla que no ha recibido ningún tipo de comunicación oficial por parte de su empresa

Cristina Del Río
CRISTINA DEL RÍOAvilés

La plantilla del supermercado El Árbol de Llaranes, en manos del grupo Dia, pedirá a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), con siete mil firmas en la mano, que medie por su futuro. El conflicto por el alquiler del antiguo economato repercute directamente en una treintena de empleados que ven sus puestos de trabajo en el aire. Aunque no han recibido ningún tipo de comunicación oficial, «solo cuatro o cinco personas tendrán encaje, en palabras textuales de los supervisores», lamentaron ayer los trabajadores. La otra opción que podría ofrecer la empresa no es para ellos ninguna solución. «Con sueldos de supermercado no podemos ni plantearnos ir a trabajar a cien kilómetros», explicaron.

Los trabajadores se concentraron ayer frente al establecimiento en una nueva llamada de atención sobre su situación. Aseguraron que Cofivacasa, la sociedad de la SEPI que gestiona el inmueble, ha solicitado en los juzgados la ejecución de la sentencia que desestima las pretensiones de Dia de continuar como arrendatario, por lo que temen que el desahucio sea inminente. Paralelamente, la cadena de supermercados ha presentado un recurso ante el Tribunal Supremo en lo que se interpreta como un intento de ganar tiempo y alargar la situación.

«Nos venden por quinientos cochinos euros», lamentó una empleada

«Nos venden por quinientos cochinos euros», protestaba una empleada que recalcaba los veintidós años trabajando en «uno de los supermercados de Dia que, posiblemente, más vende de España». Fuentes próximas a la empresa han confirmado a este medio que si Dia pugna por mantener el alquiler de este local es, precisamente, por los números que arroja.

Sin embargo, la oferta presentada por la cadena no ha convencido a Cofivacasa que, una vez vencido el contrato de alquiler, tenía bastante avanzadas las conversaciones con el grupo Familia, tal como desveló un representante del grupo gallego en el juicio celebrado a mediados de junio en los juzgados de Avilés.

Los trabajadores agradecieron el apoyo de los vecinos, de las distintas asociaciones del barrio, del comité de empresa, de los sindicatos CCOO y UGT y echaron en falta el de los grupos políticos municipales, «especialmente del PSOE». Solo el coordinador de Izquierda Unida, Juan José Fernández, mostró su apoyo explícito acercándose a la concentración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos