El Survival Zombie regresará en verano tras el éxito de su primera cita

Cientos de personas llenaron la plaza de España en el inicio del SZA. / PATRICIA BREGÓN
Cientos de personas llenaron la plaza de España en el inicio del SZA. / PATRICIA BREGÓN

La concejala Raquel Ruiz destaca la acogida de la convocatoria y la animación registrada con la prueba, que contó con 800 participantes

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El brote zombie que el pasado sábado sufrió el centro de la ciudad no se encuentra del todo controlado. Se halla latente y volverá a estallar a lo largo del próximo año, aunque aún no se puede precisar la fecha. Al menos así lo aseguró ayer la concejala de Juventud, Raquel Ruiz, después del primer Survival Zombie Avilés (SZA) que contó con cerca de 800 participantes, según datos facilitados por la organización.

La víspera de la borrasca 'Ana' ofreció el mejor de los tiempos posibles para un evento desarrollado al aire libre con temperatura agradable y sin lluvia, solo con un poco de viento. Pero Ruiz apuntaba ayer la conveniencia de cambiar de fechas para correr menos riesgos. «Nos gustaría que volviese, pero a poder ser en verano», apuntó la concejala, que destacaba ayer el buen ambiente entre participantes y también los numerosos curiosos que seguían las pruebas.

No hay constancia de ningún incidente, aunque ello no evitó algún que otro susto como en la calle González Abarca, donde la inesperada presencia de participantes en la calzada obligó a los conductores a extremar la precaución durante unos momentos.

A las once de la noche, cientos de personas llenaban la plaza de España para ver el inicio del juego que se alargó hasta las seis de la mañana. Los participantes debían realizar diferentes pruebas en lugares señalados, donde, además del objetivo, debían evitar a los zombies. Además, entre uno y otro punto, los muertos vivientes podían atacarles. El escenario se completaba con puestos militares donde podía pasar de todo.

De esta manera, se entiende que a los ochocientos participantes se añadiesen numerosos curiosos para seguir el juego alimentando el ambiente de fiesta en la ciudad, donde la caracterización de los muertos vivientes era el punto más comentado y vistoso del evento.

Junto a los lugares de pruebas, la organización había distribuido varios puntos seguros por todo el centro de la ciudad. Eran bares donde los participantes podían refugiarse a descansar, si bien debían consumir algo. De lo contrario, ellos serían la consumición de los muertos vivientes.

El Lord Byron era de uno de ellos y ayer, a través de las redes sociales, su propietario, Agustín Gutiérrez, destacaba la animación constante y buen ambiente durante toda la noche.

No fue el único y, siguiendo la etiqueta SZA se podían localizar elogios hacia la prueba desarrollada en la ciudad, que ha sobrevivido al primer y divertido brote zombie de su historia.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos