Suspenden el juicio de los despedidos de Montrasa por los Acuerdos de Oviedo

Los afectados denuncian que la compañía quiere aplicar un nuevo ERE para suspender los contratos del colectivo

R. A. AVILÉS.

Los despidos de trabajadores de Montrasa subcontratados por Alcoa, ejecutados por Montrasa hace cerca de dos años, llevan ya un largo camino judicial. Hoy debería haberse celebrado una nueva vista oral, en este caso para dilucidar si se habían cumplido los Acuerdos de Oviedo firmados en su día entre los sindicatos y las subcontratas, pero el juicio ha sido suspendido al considerarse que había litispendencia, es decir, una causa pendiente sobre la misma materia. «Sin embargo, la sentencia de ese caso ya es firme», señala Ricardo Martínez, portavoz del colectivo de 34 trabajadores que se encuentra en esta situación.

Esa sentencia obliga a Montrasa a reintegrarles en sus puestos de trabajo, pero Martínez denuncia que la compañía, en concurso de acreedores, planea aplicarles un nuevo ERE, ahora para suspender sus contratos. Los trabajadores despedidos exigen estar en esa comisión negociadora, algo que les habría sido negado, según explican.

Los afectados exigen «que se cumpla la sentencia» y recuperar sus puestos de trabajo, aunque el contrato por el que prestaban sus servicios en Alcoa fue rescindido hace dos años por una decisión unilateral de la subcontrata. Una sentencia, ya firme, calificó esos despidos como nulos, por lo que los trabajadores deberían ser readmitidos. Su temor es que se de esa readmisión pero sus contratos sean nuevamente suspendidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos