Suspenden el lijado y el raspado de la cubierta del Quirinal

Las obras del tejadillo del patio de infantil continúan en marcha, excepto las labores que podrían implicar agentes contaminantes

C. R. AVILÉS.

Las obras de la cubierta del patio de infantil del colegio público El Quirinal, que la empresa se había comprometido a realizar fuera del horario escolar, suspenderán las labores de lijado y raspado de los módulos que aún quedaban pendientes. La decisión, comunicada ayer por la dirección a los padres, responde a la posible presencia de agentes contaminantes. Aunque el Ayuntamiento descartó, en un primer momento, que pudiera ser así, decidió contratar una empresa homologada que midiera las emisiones en el entorno del colegio. Ahora se ha decidido parar el lijado y raspado de pintura hasta que se tengan estos informes técnicos.

Los padres habían alertado de que la pintura podía contener plomo. Según un documento del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, el plomo se absorbe por inhalación o ingestión y puede provocar dolor abdominal, náuseas y vómitos. Aunque no hay constancia de que se haya reproducido este cuadro en ninguno de los alumnos, los progenitores advertían que sus hijos jugaban en un patio con estas partículas en suspensión. En cuanto se trasladó la inquietud a los responsables de la obra, con presencia de personal del Ayuntamiento, se tomó la decisión de continuar los trabajos fuera del horario escolar.

La ralentización de los ritmos ha provocado que el patio de infantil siga sin cubierta, lo que ha derivado en algunos cambios en el sistema de entradas, salidas y recreos.

Fotos

Vídeos