Suspenso al Gobierno en el desarrollo de la ley sobre la lengua de signos española

Javier Piñera, Luis Jesús Cañón, Felisa Riesgo, Cristina Sariego, Mariví Monteserín y Vicente López, ayer en el Hospital Universitario San Agustín. / MARIETA
Javier Piñera, Luis Jesús Cañón, Felisa Riesgo, Cristina Sariego, Mariví Monteserín y Vicente López, ayer en el Hospital Universitario San Agustín. / MARIETA

Luis Cañón analiza en Avilés los diez años de aplicación de la normativa necesaria para la integración de las personas sordas

F. DEL BUSTO AVILÉS.

Hace diez años, el Gobierno de España aprobaba una novedosa ley que reconocía la oficialidad de la lengua de signos española y regulaba los medios de apoyo a la comunicación. La medida legislativa ilusionaba a las personas sordas que veían la posibilidad de disponer de una herramienta para superar los problemas de integración.

Dos lustros después de aprobar el texto legal, la Asociación de Personas Sordas de Avilés y Comarca se reunió ayer por la tarde en el Hospital Universitario San Agustín para analizar el desarrollo de la normativa legal. Para ello, contaron con la presencia de Luis Jesús Cañón Requena, expresidente de la Confederación Nacional de Personas Sordas.

Su análisis de la gestión de estos diez años es negativo, toda que vez que «no se han implantado aspectos básicos que ayudarían en el día a día de las personas sordas». Así, recordó que, a pesar de la importancia de la aprobación de la legislación, «no se ha desarrollo reglamentariamente, falta un Real Decreto que sería muy positivo, especialmente en el ámbito educativo».

Cañón recordó que la legislación cuenta con medidas positivas «pero aún no se han implantado». El ponente rechazó que la crisis económica haya influido negativamente en este impulso legal, toda vez que medidas como el citado desarrollo legislativo, se encuentran en el ámbito del gobierno. Además, recordó que el próximo cuatro de diciembre se cumple el plazo fijado por la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social para facilitar la accesibilidad de todas las personas.

Aunque Cañón acudió a Avilés a título personal, sin que sus opiniones vinculen a ninguna organización, su prestigio en el colectivo de personas sordas se evidenció con el alto número de asistentes.

Además de la alcaldesa, Mariví Monteserín, acudió Felisa Riesgo, presidenta de la Asociación de Personas Sordas de Avilés; Vicente López, secretario de la entidad local; Javier Piñera, presidente de la Federación de Personas Sordas del Principado de Asturias; y Cristina Sariego, su antecesora en la presidencia regional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos