El PP tacha a los críticos de tránsfugas y plantea recuperar las liberaciones

La nueva junta local del Partido Popular, presidida por Pedro de Rueda, celebró ayer su primera reunión tras el congreso local. /  P. BREGÓN
La nueva junta local del Partido Popular, presidida por Pedro de Rueda, celebró ayer su primera reunión tras el congreso local. / P. BREGÓN

La nueva junta local celebró ayer su primera reunión en la que se redistribuyó el trabajo entre Carlos de la Torre y Ana Bretón

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El Partido Popular de Avilés tratará de recuperar las dos liberaciones de concejales sin tener que acudir al Pleno municipal. Así lo aseguró ayer el presidente de la junta local, Pedro de Rueda, después de conocer la marcha de tres ediles, Alfonso Araujo, Constantino Álvarez y Francisco José Zarracina. Al conservar el acta de concejal, que es de naturaleza personal, seguirán en el Ayuntamiento de Avilés como ediles no adscritos, la figura creada por el pacto contra el transfuguismo de 1998, con posteriores modificaciones en 2001 y 2006.

La quiebra del grupo municipal del PP implica que los tres concejales pierden las asignaciones económicas que les corresponden por mantenerse en la lista en la que habían sido elegidos. En este caso, se trata de la dedicación exclusiva de Constantino Álvarez y la media liberación de Alfonso Araujo. Los tres ediles recibirán la dieta por asistencia a pleno.

En el acuerdo de organización de la corporación se pactó que el Partido Popular dispondría de dos concejales con dedicación exclusiva, solicitando posteriormente los populares que una de esas liberaciones se dividiese en dos medias jornadas. Se aceptó puesto que el coste para las arcas municipales era idéntico y respondía a una organización interna del grupo municipal, donde siempre se ha respetado la autonomía de cada grupo.

Ahora bien, la duda para el Partido Popular surge cuando se produce la marcha de Álvarez y Araujo. El acuerdo para su liberación es nominal y la incertidumbre es si la sustitución de esos nombres se puede hacer mediante un decreto de alcaldía o es necesario acudir al pleno municipal para que la vuelva a votar.

No hay precedentes en el Ayuntamiento de una situación similar. Hasta la fecha, los únicos concejales no adscritos habían sido Antonio Sabino e Isabel Area después de abandonar la desaparecida Agrupación Social Independiente de Avilés. En este mandato, Carmen Pérez Soberón, portavoz de Ciudadanos, intentó recuperar la liberación pactada al inicio del mandato, si bien la disposición del PP a votar en contra frustró el intento. Ahora bien, en este último caso hay un matiz diferencial, y es que los naranjas no habían llegado a ejercer la liberación.

De ahí las dudas en la dirección del PP. «Es una situación nueva. Consultaremos con nuestros asesores y con la secretaria municipal», aseguró Pedro de Rueda. Así que, de momento, los populares seguirán solo con la media liberación de Carlos Rodríguez de la Torre.

No obstante, la junta local acordó ayer la redistribución de las representaciones de los tres dimisionarios entre Carlos de la Torre y Ana Bretón. También se solicitará el cese de la actual secretaria del grupo municipal, Marta Fernández del Viso, aunque aún no se conoce la identidad de la persona que la sustituirá. «Es evidente que ni el portavoz del grupo ni yo confiamos en ella», aseguró De Rueda. También estaba previsto cesar a los concejales de diferentes funciones, aunque no resultó necesario después de que se diesen de baja en el partido.

El presidente local censuró ayer el comportamiento de los tres ediles, a los que considera «tránsfugas». «Me parece una desfachatez que ahora digan que van a defender el programa del Partido Popular. Es sintomático que, cuando el juez dice que el partido cumple la ley, ellos se marchen y que si el juez hubiese dicho que había irregularidades se hubiesen quedado», señala.

De Rueda afirmó que el comportamiento de los tres ediles díscolos «daña la imagen de la política. Iban en una lista y los votos con los que llegaron al Ayuntamiento no son suyos, son del Partido Popular. No eran ni cabeza de lista, al que siempre se le atribuye un plus. Si fuesen honrados, renunciarían al acta».

Además, se aprobó el nombramiento de Esther Llamazares como secretaria general de la junta local. En una próxima junta se repartirán las diferentes vicesecretarías.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos