La oposición de Avilés pide que no se contraten espectáculos que fomenten la «cultura de la violación»

Momento que, según los tres partidos, mejor simboliza el carácter del espectáculo. / LVA
Momento que, según los tres partidos, mejor simboliza el carácter del espectáculo. / LVA

Somos, IU y Ganemos califican la actuación de la orquesta del sábado en El Parche de «machista y denigratorio hacia la mujer»

J. F. GALÁN AVILÉS.

El espectáculo que desplegó el pasado sábado la orquesta portuguesa Funçao Pública durante su actuación en la plaza de España no fue del agrado de todo el mundo. Somos, Izquierda Unida y Ganemos lo califican de «machista y denigratorio hacia las mujeres» por el papel que desempeñaron las cantantes y bailarinas, muy ligeras de ropa pese a que la noche no invitaba y con una coreografia que a su juicio las relegaba al papel de «exhibir su cuerpo».

Durante un momento del espectáculo tres bailarinas que pedaleaban sobre bicicletas estáticas posaron sus rodillas sobre el sillín y sus manos sobre el manillar, adoptando una postura similar a la que en el argot sexual se conoce como la del 'perrito', con las posaderas de cara al público, «mientras un cantante hacía comentarios babosos. Fue el culmen, la imagen de un patriarcado rancio», manifiestan Somos, Izquierda Unida y Ganemos en una moción conjunta que se debatirá en el próximo Pleno.

En ella instan a la concejalía de Festejos y a la alcaldesa, Mariví Monteserín, a que «no se contraten espectáculos culturales que fomenten la discriminación, las actitudes sexistas y la cultura de la violación en nuestra ciudad» y a que « la declaración de Avilés libre de agresiones sexistas se respete y se lleve realmente a la práctica durante todo el año y a lo largo de todas las fiestas».

Los tres grupos piden que se respete la declaración 'Avilés libre de agresiones sexistas'

Según explicó la concejala Llarina González, de IU, en los comentarios que califica de «babosos» uno de los cantantes «animaba al público a sacar fotos y grabar vídeo» en el momento en el que las bailarinas adoptaron en las bicicletas la posición anteriormente descrita.

Atuendo ligero

También alude a su indumentaria, «un tanga y un sujetador en plena noche de febrero, mientras los hombres iban bastante más abrigados. En muchos momentos del espectáculo la misión de las mujeres no era cantar o bailar, era otra», añadió al concejala de IU. A su juicio y el de los tres grupos firmantes de la moción, Funçao Pública ofreció la noche del pasado sábado, día grande del antroxu, «una imagen que contribuye a la cosificación de la mujer. Entendemos que desde el Ayuntamiento, con dinero público, no se pueden contratar espectáculos que ahonden en la idea de que la mujer es un objeto para el uso y disfrute de quien quiera», concluyó González.

La declaración a la que se refiere la moción se firmó en agosto de 2016 en el marco de una campaña en la que se exigió tolerancia cero con la violencia contra las mujeres y se desarrollaron campañas «para acabar con el machismo en todos los espacios, todos los días del año, incluidos los festivos».

Según recoge la moción, «los hechos demuestran que no solo no se está haciendo una campaña seria, transversal y coherente en este aspecto, como reclaman los colectivos feministas, sino que se está dejando de lado, olvidando y en algunas ocasiones trabajando al contrario: generando y fomentado la cultura patriarcal en nuestra ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos