«El teatro asturiano necesita más apoyo y promoción»

Borja Roces, en el teatro Palacio Valdés./MARIETA
Borja Roces, en el teatro Palacio Valdés. / MARIETA

El actor asturiano representa el viernes, a las 20.15 horas, en el Palacio Valdés, su obra 'Mi defecto o arrancaré flores al desierto' Borja Roces. Actor, director teatral y dramaturgo

EVA FANJULAVILÉS.

Desde lo que él denomina 'honestidad teatral', el actor, director y dramaturgo Borja Roces (Sotrondio, 1979) lleva años reivindicando su particular forma de hacer y entender el teatro. Roces ofrece al público la posibilidad de conocer y disfrutar de espectáculos poco convencionales en los que los actores transmiten autenticidad. Desde esa perspectiva, trae a Avilés la obra 'Mi defecto a arrancaré flores al desierto'. El espectáculo de la compañía El Encuentro Teatro se representa este viernes, a las 20.15 horas en el Palacio Valdés, dentro del ciclo 'Hecho en Asturias'.

-Háblenos de 'Mi defecto o arrancaré flores al desierto ?

-Para empezar, es un espectáculo unipersonal, y quiero aclarar que nos se trata de un monólogo sino de una obra en la que actúo solo yo y en la que represento diferentes voces. Una propuesta que analiza cómo nos vemos a nosotros mismos y busca el encuentro con el público. Mi objetivo es que capten, por un lado, las emociones que voy expresando en cada parte y, por otro, el esfuerzo físico que también ofrece la escena.

-Propone entonces un ejercicio de reflexión a los asistentes.

-Mi intención no es molestar sino incomodar un poco, en el buen sentido de la palabra, para que cuando salgan del teatro vayan dándole vueltas a lo que vieron y sintieron con la obra y les haga plantearse cosas.

-Una obra que forma parte de su trilogía del desencanto

-Sí, aunque no la cierra. Esta es la segunda obra de esa trilogía que comenzó hace unos seis años con 'Pequeño defecto de fábrica' y donde empieza a plantearse ese análisis de la distancia entre cómo somos y de cómo nos ven los demás y de la trascendencia que esto supone.

-Entonces ¿cuál es la tercera parte?

-Pues la tercera parte aún está en proceso de elaboración, y adelanto que será algo más optimista que las anteriores. Ahora no puedo decir cuándo verá la luz porque todavía queda algún tiempo para que la termine, además en estos momentos estoy inmerso en otro proyecto que se estrenará este verano.

-¿Y qué es lo que prepara?

-Pues es una obra titulada 'Matanza' que interpretará Ana Morán y en la que partimos de la huella que deja en una niña asistir a la tradicional matanza del cerdo. Desde ese puntos acabamos reflexionando sobre cuestiones como el maltrato animal e incluso el trato que nos propiciamos entre las personas.

-Usted habla de 'honestidad teatral' ¿qué quiere decir?

- Lo que yo llamo 'honestidad teatral' no se trata de ninguna técnica ni método actoral, tiene que ver con lo que uno es. Yo creo que es importante no intentar ser lo que no soy, de esta manera la autenticidad de lo que propones llega más al público.

-¿Cómo valora el hecho de que su representación se enmarque en un ciclo dedicado al teatro hecho en Asturias en el Palacio Valdés?

-Estoy muy contento de poder hacer la función en el Palacio Valdés un teatro muy conocido y querido por mí. Es una oportunidad además de poder ofrecer al público esta obra poco convencional. Respecto a lo del ciclo, por un lado creo que es beneficioso porque ayuda a visibilizar el trabajo que se hace aquí, algo por ahora muy necesario y que se agradece. Por otro lado, lo ideal sería que estos ciclos de apoyo al teatro asturiano no fuesen necesarios porque eso significaría que ámbito teatral asturiano estaría compitiendo en igualdad de condiciones con el de otras partes del país o del mundo. Aquí no hace falta talento, el talento abunda. Hay mucha gente haciendo cosas muy buenas y con iniciativas muy interesantes pero hace falta más apoyo institucional y sobre todo promoción externa. Es algo que se hace en otras regiones con la danza y el teatro y funciona pero aquí aún no lo hemos conseguido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos