Los técnicos convencen a todos en la comisión del agua menos a IU y Somos

Los miembros de la comisión del agua esperan la llegada del primero de los técnicos municipales que comparecieron ayer. / MARIETA
Los miembros de la comisión del agua esperan la llegada del primero de los técnicos municipales que comparecieron ayer. / MARIETA

PP, Ciudadanos y los no adscritos no observan irregularidades en la empresa mixta tras la primera jornada de comparecencias

J. F. GALÁN AVILÉS.

Las declaraciones, a puerta cerrada, de los tres técnicos municipales que ayer abrieron la rueda de comparecencias ante la comisión del agua «constatan que hay indicios para sospechar que se han cometido irregularidades», según Izquierda Unida y Somos, y todo lo contrario para el resto de sus integrantes. «Dejaron muy claro que todo se ha realizado de manera transparente y observando estrictamente los pliegos y las cláusulas del contrato», manifestó Manuel Campa, concejal de Promoción Económica y Ciudad y uno de los representantes del PSOE en esta comisión.

Impulsada por IU y creada con el apoyo de todos los partidos de la oposición, su objeto es investigar la adjudicación del servicio de aguas a la empresa mixta Aguas de Avilés, participada por el Ayuntamiento y Asturagua, heredera de Aquagest -investigada judicialmente por supuestas irregularidades cometidas en otros municipios, no en Avilés- así como el desarrollo de su actividad.

Con tal fin se había acordado la comparecencia de dieciséis personas físicas y jurídicas, entre ellas la exalcaldesa y actual consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, la presidenta del PP en Asturias, Mercedes Fernández y su hermano, extrabajador de Aquagest, y diez investigados en las distintas causas abiertas en juzgados de Avilés y Lugo en el marco del 'caso Aquagest'.

Son los exconcejales Miguel Ángel y Elena Villalba, ambos de la extinta Asía, y Carmen Vega, del PP, así como Joaquín Aréstegui, su marido y expresidente de la junta local de este último partido, además de seis exrepresentantes de Aquagest en el consejo de administración de Aguas de Avilés.

Completan la relación el exconcejal del PP Constantino Álvarez, ahora no adscrito, el portavoz socialista, Luis Ramón Fernández Huerga y cuatro técnicos municipales. Ninguno de ellos figura en causa judicial alguna relativa al caso, como tampoco lo está el Ayuntamiento, y se da la paradoja de que precisamente ellos, los cuatro técnicos, Álvarez y Fernández Huerga, son los únicos que tienen la obligación de comparecer ante la comisión.

La segunda jornada está señalada para esta mañana. Están citados los seis exrepresentantes de Aquagest en el consejo de administración de Aguas de Avilés, y no se espera que ninguno se presente ante la comisión. Mañana viernes , turno de los políticos, tres cuartos de lo mismo. En un principio todo apunta a que los únicos que comparecerán serán los dos que tienen la obligación de hacerlo, Álvarez y Fernández Huerga, si bien no se descarta que también lo haga Varela. En el caso de Mercedes Fernández, fuentes del PP aseguran que no asistirá por cuestión de agenda. La rueda de comparecencias se cerrará el próximo martes. En este caso los convocados son uno de los cuatro técnicos municipales, que ayer no asistió al encontrarse de vacaciones, y un representante de Asturagua.

Llarina González, portavoz de IU, entiende que de las declaraciones realizadas ayer por los tres técnicos municipales se desprende que el pliego que rigió el proceso de adjudicación «estaba hecho para favorecer a la empresa privada, concediéndole la potestad de adjudicar obras directamente, sin concurso, y que se incumplieron las normas de contratación de personal». A su juicio, también quedó claro que «la alcaldesa pone todo tipo de obstáculos con el fin de cerrar en falso esta comisión». En términos similares se manifestó Yolanda Álvarez, de Somos. «Ha quedado claro que ha habido incumplimientos», dijo al respecto.

Además de negar la mayor, Campa subrayó que IU y Somos «intentan sembrar dudas sin el menor fundamento con el fin de hacer teatrillo. Los técnicos lo han puesto blanco sobre negro. No hay sobrecostes, las inversiones se ajustan a los pliegos y el control municipal sobre la empresa es absoluto», aseguró.

Sus explicaciones también convencieron a Ana Bretón, del PP. «Si hubiera algo punible se dirimiría en los juzgados, no en esta comisión. Nosotros la aprobamos en aras de la transparencia, nada más que eso», señaló. Más contundente se mostró Carmen Pérez Soberón, de Ciudadanos. La comisión, manifestó, «no está destapando nada mínimamente relevante, no hay atisbo del menor indicio de irregularidad. Los técnicos se mostraron seguros, y sus explicaciones fueron solventes».

Alfonso Araujo, uno de los tres exconcejales del PP ahora no adscritos, también entiende que las declaraciones de los técnicos «constatan que la empresa cumple las condiciones y que el control municipal es exhaustivo y cargó contra Mercedes Fernández. «Presionó al PP para que apoyase la creación de esta comisión y ahora no comparece. Es una falta de respeto».

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos