«En términos pragmáticos, un área metropolitana ofrece ventajas»

José María Feria, ayer en Avilés.
/PATRICIA BREGÓN
José María Feria, ayer en Avilés. / PATRICIA BREGÓN

«Los ciudadanos acceden a mercados de trabajo y de vivienda más amplios y también a servicios que, sin esa dimensión, serían más difíciles» José María Feria Toribio. Geógrafo

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El geógrafo José María Feria Toribio, de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, reflexionó ayer sobre las ventajas de las áreas metropolitanas dentro del ciclo de conferencias 'Próximo/lejano' que organiza el Centro de Servicios Universitarios de Avilés.

-Asturias afronta el reto de construir administrativa y políticamente un área metropolitana que la sociedad ya vive. ¿Es una situación ya conocida por los geógrafos?

-Sí. Cuesta trabajo asumir esta nueva realidad urbana. Hay una trayectoria histórica de que la ciudad y los municipios constituyen una realidad. En primer lugar, cuesta cambia esa práctica de gestión y, después, de organización política y administrativa.

-¿En qué sentido?

-Yo siempre pongo el ejemplo de por qué voto donde resido y no donde trabajo. Y esa es una de las definiciones de las áreas metropolitanas: que la gente trabaja en un lugar diferente a su residencia. Si existe una espacio de vida en común, también se debería organizar en común. Pero hay muchas reticencias, lógicas porque existen muchas estructuras asentadas.

-¿Desde la administración central se debería liderar un apoyo a las áreas metropolitanas?

-La Ley de Bases de Régimen Local lo contempla, pero debe ser a iniciativa de los ayuntamientos y con el apoyo de los gobiernos regionales. Se puede ver como una cuestión de voluntad, o también de liderazgo político. Mi experiencia es, sobre todo, en Andalucía, pero vez que existen unas resistencias brutales. En España sólo hay dos áreas metropolitanas constituidas: la de Vigo no funciona como tal, y la de Barcelona era de un órgano anterior y está muy parada. Es básicamente un órgano de prestación de servicios, que no está mal; pero no existe ese liderazgo.

-Usted se formó en Estados Unidos, ¿cómo abordan las áreas metropolitanas?

-Funcionan a diferentes escalas y son mucho más flexibles a la hora de tejer la cooperación entre diferentes los niveles administrativos. También hay que tener en cuenta de la importancia de la iniciativa privada y la existencia de un liderazgo claro.

-España comienza a superar la crisis económica y las áreas metropolitanas son espacios de crecimiento económico, ¿puede ser un motor para vencer las reticencias?

-Por supuesto. Todas las ciudades si se unen, son más, pueden aparecer en el mapa. Las economías de escala son fundamentales. Decimos que Nueva York tiene doce millones de habitantes, pero no están en la ciudad, sino en su ámbito metropolitana. La imagen que se da es del ámbito metropolitano y eso es un elemento de fuerza.

-¿Asturias entraría en la división de las grandes ciudades?

-Claro. Asturias sería la séptima ciudad de España, con posibilidades de mejora de la gestión. Se entendería mejor como fenómeno urbano y ganaría visibilidad.

-¿Y qué ventajas ofrece a los ciudadanos?

-La primera es que, en términos pragmáticos, tiene un mercado de trabajo y vivienda más amplio. Su escala permite acceder a determinados equipamientos, servicios que, sin área metropolitana, serían más difíciles de tener.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos