Los trabajadores del antiguo economato piden a SEPI que medie con la nueva cadena

Vecinos de Llaranes, en la reunión celebrada ayer en la que la plantilla de Dia solicitó su apoyo. / MARIETA

Un nutrido número de vecinos transmitió ayer su apoyo a la plantilla, inmersa ya en traslados, pero sin información por parte de la empresa

C. DEL RÍO AVILÉS.

Los vecinos de Llaranes trasladaron ayer su apoyo a los trabajadores del supermercado Dia, que podría estar abocado al cierre tras la sentencia judicial que expulsa a la cadena del edificio del antiguo economato de Ensidesa, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), recurrida en los tribunales por la cadena de supermercados.

La plantilla no tiene información oficial de ningún tipo, pero ha comenzado a movilizarse ante los signos en la tienda que delatan un posible desmantelamiento del establecimiento. Las secciones de carnicería y pescadería cierran por las tardes desde la semana pasada y ya se han hecho efectivos algunos traslados temporales. Ayer, por ejemplo, había ocho trabajadores en otras tiendas del grupo.

Según transmitieron a los vecinos, no cuentan con el apoyo de los sindicatos de El Árbol, que sigue existiendo como empresa pese a haber sido absorbida por el grupo Dia, por lo que tratarán de contactar con las centrales sindicales. Tanto de ellos como de sus clientes esperan que puedan convencer a la SEPI para que en la firma con el nuevo propietario incluya una cláusula de subrogación de la plantilla.

«La sociedad estatal es la propietaria del edificio, si quiere puede ayudarnos»«La reubicación sería complicada e incompatible con nuestra vida familiar»

«No tenemos muchas posibilidades de reubicación. Solo podríamos hacerlo en las tiendas 'La Plaza de Dia' o de El Árbol, que la mayoría están fuera, en Oviedo y Gijón. Esos traslados serían incompatibles con nuestra vida familiar, no solo por los gastos de transporte sino por el tiempo de desplazamiento», transmitieron los trabajadores.

De ellos, a través de las numerosas entidades y asociaciones del barrio, esperan que escriban a SEPI suscribiendo su reubicación en Vegalsa, la empresa propietaria del supermercado Familia que se encuentra negociando el arrendamiento del inmueble. «La sociedad estatal es la propietaria del edificio, si quiere puede ayudarnos en nuestras pretensiones, que solo pasan por mantener nuestro puesto de trabajo», reclamaron.

En un primer momento, trataron de hacer llegar esta demanda a través del abogado de Cofivacasa (la sociedad instrumental de SEPI) que gestiona el inmueble sin mucho éxito, por eso ahora dan un paso más y tratan de forzar una presión social que, confían, en que los ayude en su objetivo. «Estamos hechos polvo», resumen.

Decisión judicial

El Juzgado de Primera Instancia Número 6 de Avilés desestimó el pasado mes de junio la demanda presentada por Grupo El Árbol, Distribución y Supermercados S. A. (Dia) contra Cofivacasa por el alquiler del antiguo economato de Llaranes. El actual inquilino reivindicaba su derecho a permanecer en el antiguo economato pese a la postura contraria de la SEPI, que quería mejorar las condiciones del contrato de alquiler.

El contrato de alquiler con El Árbol (ahora Dia) se había firmado el 6 de octubre de 1995 por una duración de veinte años. En 2015 ambas comenzaron a negociar para alcanzar un nuevo acuerdo y, mientras tanto, se firmaron tres prórrogas sucesivas el 31 de agosto, el 6 de noviembre y el 30 de diciembre, hasta la extinción definitiva del contrato el 29 de febrero de 2016. Desde entonces, Dia permanece en el economato y abona el alquiler, muchas de cuyas mensualidades ha consignado en el juzgado al negarse Cofivacasa al ingreso.

El juez sentenció «no se puede considerar que nos encontremos ante un precontrato o compromiso entre las partes», ya que «lo único que consta acreditado en autos son ofertas y borradores -en los distintos correos intercambiados entre las partes- encaminados todos ellos a conseguir llegar a un acuerdo».

Fotos

Vídeos