Los trabajadores de AZSA recibirán 5.347 euros en una paga extraordinaria

La empresa confirma que alcanzó las 523.239 toneladas, un techo histórico de producción, que supone primas para los empleados

F. DEL BUSTO AVILÉS.

La dirección de Asturiana de Zinc (AZSA) confirmó ayer al comité de empresa que la multinacional había batido por séptimo año consecutivo su récord histórico de producción alcanzando la cantidad de 523.239 toneladas. La cifra mejora de manera sustancial todas las previsiones para este ejercicio, incluso mejora la tendencia de años anteriores en los que el techo de la producción se incrementaba en mil o 2.000 toneladas. En este año, el salto es más grande pues pasa desde las 517.000 toneladas, en números redondos, de 2016 a casi 5.000 más.

Los trabajadores serán los primeros beneficiados de este resultado ya que se aseguran cobrar la paga de productividad, bien con la nómina de enero o prorrateada a lo largo del año. La paga asciende a 5.347 euros para el personal de convenio, si bien se descuentan los días por baja común. En el caso de personas con contrato temporales, se cobra la parte proporcional.

Además, se mejora la subida en el convenio colectivo. Junto con el tres por ciento fijado para 2018, se añadirá un punto más, según destacaron ayer desde el SITAZ, único sindicato que firmó el vigente acuerdo en Asturiana de Zinc. «Esto demuestra que es un convenio brillante y que asegura mejorar los salarios del personal de Asturiana de Zinc un 2,8% por encima del IPC», destacaron ayer fuentes del sindicato.

Los datos de producción confirman la importancia del enclave de San Juan de Nieva dentro de Glencore. El enclave castrillonense es la mayor planta de zinc electrolítico del mundo y una de las que presenta menores costes operativos a pesar de situaciones adversas como el precio de la energía.

Otra de las fortalezas de AZSA es la exigencia en el control de la polución, como se evidencia en la reducción anual de las emisiones de dióxido de azufre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos