«Trabajar en el extranjero te aporta perspectiva y literatura profesional»

Majo Prieto y Sandra González. / MARIETA
Majo Prieto y Sandra González. / MARIETA

María José Prieto y Sandra González explican a los alumnos de la Escuela de Arte la importancia que ha tenido en su carrera formarse fuera de España

C. DEL RÍO AVILÉS.

La conservadora y restauradora gijonesa María José 'Majo' Prieto fue profesora en la Escuela de Arte del Principado en Avilés y ayer regresó para compartir con los alumnos su experiencia profesional, unos veinticinco años en el sector, tanto dentro como fuera de España y trabajando tanto para administraciones públicas como privadas. Y si bien no hay fórmula ni trabajo perfecto, sí se ha dado cuenta de la importancia que ha tenido en su carrera haber trabajado en el extranjero. «Es fundamental no solo por la perspectiva que te aporta sobre las distintas formas de trabajar en función del país o la zona, sino por la literatura profesional, mucha de la cual no está traducida», afirmó.

Se dio cuenta, por primera vez, en Italia, país al que viajó como becaria de la Academia de España en Roma. «Es como cuando aprendes a leer, se abre un mundo al que hasta entonces no has tenido acceso», resumió.

Desde hace unos años, trabaja como conservadora restauradora de pintura de caballete para el estudio de Simon Gillespie, en Londres, donde ha descubierto una forma de organización totalmente distinta. Ni mejor ni peor, recalca, solo diferente. «En España nosotros hacemos todo el proceso de restauración y allí encargan a especialistas externos determinados trabajos. Aquí la restauración solemos hacerla discernible, de forma que puedas ver dónde había un faltante. Y en Inglaterra, así como en otros países anglosajones, tradicionalmente se reintegra el color de modo invisible y no les gustan las rayitas o los puntitos, lo discernible», explicó.

Compartió mesa con ella la exalumna de diseño Sandra González, quien comenzó a trabajar con varios amigos de Madrid y Gijón en un proyecto de fin de estudios multipremiado que le granjeó una beca en Portugal, donde ahora ha encontrado un trabajo como gestora de una marca internacional de fotografía.

El exitoso proyecto es 'Tyre barrier', un diseño para sustituir los habituales guardarraíles por piezas modulares fabricadas con granulado neumático reciclado. «De esta forma solucionamos dos problemas: mejoramos la seguridad vial y le hacemos un favor al medio ambiente», resumió.

Reconoció que su entrada en este proyecto fue «por casualidad», a través de un amigo de un amigo. Esa afortunada casualidad se ha llevado, entre otros, el VII Premio de la Fundación Repsol por la JA Europe VIII Startup Programme y el UCM-Santander: de la Universidad al Mercado, en Compluemprende 2016.

Con las intervenciones de Prieto y González durante dos días en #forevERASMUS, la Escuela de Arte cerró la segunda edición de estas jornadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos