El trabajo de los arquitectos españoles se exhibe en las paredes del Centro Niemeyer

Csaa en Perbes./
Csaa en Perbes.

La muestra Alternativas/ Alternatives se inaugura mañana sábado a las 19 horas en el auditorio del centro y podrá visitarse hasta el 13 de agosto

R. A. AVILÉS.

La crisis del ladrillo se ha cobrado muchas víctimas, entre ellas un importante número de arquitectos. Frente a los grandes proyectos de equipamientos públicos a los que los españoles estábamos acostumbrados hasta hace no tanto, ahora la mayor parte de los trabajos del gremio son más de pequeña escala: construcción de viviendas unifamiliares y otras intervenciones domésticas. De ello da buena cuenta la exposición Alternativas/Alternatives, una muestra fotográfica que el auditorio del Centro Niemeyer acogerá desde mañana hasta el 13 de agosto.

Lo que podrá verse son imágenes de los veintidós proyectos premiados y los veinte finalistas escogidos por la décimo tercera Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo, una edición en la que lo que se ha buscado ha sido reconocer el talento de los arquitectos españoles para aportar ingeniosas e innovadoras soluciones urbanísticas con recursos limitados.

«La crisis económica fue un momento crítico para la arquitectura española y hemos visto un parón en la nueva construcción, pero un enorme crecimiento en los trabajos de restauración», afirma Francisco Mangado, coordinador general de Bienales en España, que estará mañana en Avilés para asistir a la inauguración de esta muestra, que tendrá lugar a las siete de la tarde.

La exposición recoge los proyectos ganadores y finalistas de la XIII Bienal de Arquitectura

La exposición se centra en la arquitectura española contemporánea a través de trabajos seleccionadas por en los apartados de obras y actuaciones arquitectónicas, investigación y divulgación. Será posible, por ejemplo, adentrarse en algunas de las viviendas más originales que se han construido últimamente en España y también algunas pequeñas obras públicas, como el acceso por ascensor al centro histórico de Gironella o la impresionante recuperación del Caminito del Rey, en Málaga, un trayecto de 7,7 kilómetros de longitud que transcurren sobre pasarelas ancladas en las paredes verticales de las gargantas de piedra.

Las imágenes de la Casa de los Vientos, en Cádiz, la casa 1014, en Barcelona o la reconstrucción de la masía Can Calau, también en Cataluña, se alternan con otros proyectos de mayor envergadura, como el Museo de las Colecciones Reales de Madrid o incluso otros que llevan firma española pero se han levando fuera de las fronteras nacionales, caso del Museo Serlachius, en Finlandia o el Urban Spa de México.

«El arquitecto español está muy valorado internacionalmente y es reconocido por su capacidad de innovar y su talento para aportar la mejor solución posible incluso con recursos, a veces, limitados», sostiene Begoña Díaz-Urgorri, co-directora de la Bienal de Arquitectura, que defiende el «ingenio» de los profesionales nacionales.

La muestra podrá visitarse gratuitamente presentando el ticket de entrada a cualquiera de las dos muestras que alberga actualmente el Niemeyer, la de las colecciones ICO y la de Minkinnen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos