La tramitación de las multas se hará en el edificio del Principado a partir de abril

Interior del edificio administrativo del Principado en El Muelle. / MARIETA
Interior del edificio administrativo del Principado en El Muelle. / MARIETA

Ayuntamiento y Servicios Tributarios ultiman este mes el sistema de gestión y recaudación que se aplicará desde el próximo mes

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El cambio en la gestión de las multas y sanciones de tráfico del Ayuntamiento se hará efectivo en el mes de abril. A partir de entonces el ente público de Servicios Tributarios del Principado se encargará de los trámites en sus oficinas situadas en el edificio del Principado (antigua Autoridad Portuaria) en la calle del Muelle. Hasta que ese momento llegue cualquier gestión se seguirá haciendo en el Servicio de Atención Ciudadana del Ayuntamiento.

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publicaba ayer las condiciones del convenio firmado para gestión y recaudación de las multas de tráfico por este ente. De esta forma Avilés se convierte en el primer municipio en delegar esta tramitación en el organismo autonómico. Para la puesta en marcha del nuevo sistema, en las últimas semanas los técnicos de ambas entidades han definido el procedimiento administrativo que se seguirá y perfilado el sistema conjunto de trabajo.

De esta forma se pone fin a un proceso que arranca en octubre de 2016 cuando se cierra la oficina de sanciones de la calle Cabruñana tras concluir el contrato con la empresa que la gestionaba y se abre un nuevo concurso. Después de varias resoluciones contrarias a las bases que regían la contratación, el Ayuntamiento optó por buscar una solución en la gestión a través del ente público del Principado, que también encontró reparos iniciales, pero que finalmente ha podido formalizarse.

Según se recoge en el documento que ayer se publicaba en el BOPA, el organismo tributario asturiano el 20% de la recaudación que obtenga por las multas pagadas en el periodo voluntario, lo mismo que en el caso de las que tengan que ser tramitadas vía ejecutiva, aunque a estas se le sumará un porcentaje de los recargos.

Hasta el cierre de la oficina de tramitación de sanciones, los ingresos municipales por las multas se cifraban por encima del millón de euros. En el año 2015, el último con gestión completa por esta oficina, se ingresaron 1,3 millones; un año antes 1,6 y en 2011 la cifra llegó a los 1,7 millones de euros. El resto de los ejercicios fue casi de un millón. El Partido Popular denunciaba el pasado mes de noviembre la caída en la recaudación, que hasta esa fecha estaba por debajo de los 400.000 euros y aseguraba que estaban pendiente de cobro 2,1 millones de euros.

La ausencia de un servicio de gestión interno había dejado en manos de la oficina de sanciones municipal toda la tramitación y eso había hecho que prescribiesen en torno a 3.211 multas entre octubre de 2016 y abril de 2017. El equipo de gobierno achacó la responsabilidad a la oposición, ya que no se prorrogó el contrato con la empresa para evitar las trabas que los partidos venían poniendo al posterior pago de los servicios prestados sin contrato en vigor.

Ahora, el organismo regional será el encargado desde el mes de abril de todos los trámites, desde las tareas materiales previas del procedimiento de gestión y recaudación, hasta la recaudación, pasando por la información a los usuarios, la resolución de recursos, el cobro de intereses o la concesión de aplazamientos, entre otros.

Según indica el convenio publicado ayer en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, el ente público recaudatorio del Principado realizará en el mes de marzo la liquidación anual de la cantidad total recaudada en cada ejercicio. Además, se constituirá una comisión de seguimiento de este acuerdo que estará formada por tres representantes del Ayuntamiento y otros tantos de Servicios Tributarios.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos