La Transgascogne disfruta Avilés

La actividad era ayer intensa en los pantalanes delpuerto deportivo.
La actividad era ayer intensa en los pantalanes delpuerto deportivo. / MARIETA

La mayoría de los 77 regatistas dedicaron la jornada de descanso a visitar la ciudad | Los 53 veleros participantes zarparán al mediodía del sábado rumbo al puerto de salida, Les Sables d'Olonne, en Francia

J. F. GALÁN AVILÉS.

Las tripulaciones de la regata Transgascogne 6.50 disfrutan de su primera jornada de descanso en Avilés. Los últimos barcos arribaron a primera hora de la tarde de ayer con un retraso de más de un día con respecto al ganador de la etapa, el francés Ian Lipinski, que a la caña del 'Griffon' necesitó algo menos de 46 horas para cubrir las 240 millas náuticas que separan Les Sables d'Olonne de la ría de Avilés.

El segundo sector se disputará el sábado. La salida está prevista para las doce de la mañana y antes de poner rumbo de regreso al puerto de partida, en la región de los Países del Loira, los 53 veleros participantes, denominados Minis 650, tendrán que completar un campo de regatas en la bahía de Salinas. Todos son monotipos son barcos de competición de seis metros y medios de eslora cuyas prestaciones varían en función de los materiales de construcción y del diseño.

La Transgascogne 6.50 es una de las regatas de vela en solitario de mayor prestigio a nivel europeo, si bien trece de los participantes en la presente edición cuentan con dos tripulantes, diez en la clase Serie y dos en Protos, diseños de los que se han construido un máximo de diez unidades. Es la primera vez que Avilés acoge la llegada y por tanto la salida de la segunda etapa de esta regata, clasificatoria para la transoceánica Mini Transat, en octubre. Zarpará de La Rochelle (Francia) rumbo a Las Palmas de Gran Canaria para continuar hasta Le Marin, en Martinica. Entre las participantes estará la española Marta Güemes, que ayer finalizó la regata en vigésima posición con un tiempo de dos días, siete horas y 53 minutos con el 'Artelia', a seis horas y veinte minutos de la ganadora en esta clase, Clarisse Crémer. Anna Corbella, primera regatista española en dar la vuelta al mundo a vela a dos (tripulantes) sin escalas ni asistencia, no pudo finalmente tomar la salida debido a un problema técnico.

Los barcos permanecen amarrados en los pantalanes del puerto deportivo, al límite de su capacidad. Diseñado para embarcaciones de entre cuatro y veinte metros de eslora, ofrece 236 puntos de amarre de los cuales 228 están gestionados por el club Marina de Avilés La Peñona. Su presidente, Mario Bada, destaca que la Transgascogne «impulsará a Avilés como puerto de destino de embarcaciones de recreo. En otros países de la Europa atlántica hay mucha afición a la náutica, y la ría ofrece un puerto muy seguro en mitad del Cantábrico, con amarres baratos y buenos servicios a los pies de una ciudad y de una comarca que tienen mucho que ofrecer».

La mayoría de los 77 tripulantes, de diez nacionalidades, que llegaron a Avilés con la Transgascogne dedicaron la jornada de ayer miércoles a conocer la ciudad, bien por libre o en las visitas guiadas que organiza la Oficina de Turismo. A última hora de la tarde disfrutaron de un vino español servido por la organización en la Cantina de la Renfe.

Más noticias

Fotos

Vídeos