«Sería un trastorno no empezar en la nueva Escuela de Arte el próximo curso»

Presentación del nuevo curso en la Escuela de Arte con Carmen Álvarez-Rúa, a la derecha.
Presentación del nuevo curso en la Escuela de Arte con Carmen Álvarez-Rúa, a la derecha. / MARIETA

La directora de un centro que se había preparado para realizar el traslado el próximo mes de enero asegura que «en breve» se licitará el equipamiento

C. DEL RÍO AVILÉS.

Las declaraciones del consejero de Educación, Genaro Alonso, el pasado mes de enero sobre las fechas de las obras de la nueva Escuela de Arte en el Parque Empresarial siempre habían parecido muy «optimistas» al equipo directivo del centro, que asume con cierta resignación un nuevo retraso en unas obras que se encuentran paralizadas por la necesidad de adaptarlas a la normativa europea. Eso sí, «si el curso que viene no empezamos allí sí que sería un trastorno», afirmó ayer la directora, Carmen Álvarez-Rúa.

Tras informar a los alumnos en la presentación del nuevo curso de su confianza en que el traslado se produjera este mismo año, aseguró que su máxima preocupación es que repercuta lo menos posible en la actividad académica. «Habíamos trabajado con la esperanza de ir realizando el traslado en el parón que hacemos en enero, pero tras el anuncio del consejero ya vemos que será imposible», señaló la directora a preguntas de este periódico. «Si se hace a final de curso, tampoco nos distorsionaría demasiado», añadió Álvarez-Rúa.

Álvarez-Rúa aseguró que, aunque los retrasos no son positivos, «hemos esperado tanto que lo que queremos es que se haga bien», y en esta línea enmarcó la colaboración de su equipo en la revisión del diseño de la futura escuela. «En el edificio sé que se ha trabajado bien y que se han subsanado a tiempo pequeñas deficiencias», afirmó. De ellos ha dependido directamente el inventario del equipamiento del centro, que se licitará «en breve».

Sí alertó Carmen Álvarez-Rúa de la necesidad de tener en cuenta un «problema sobre el que no se habla y sobre el que no se ha empezado a trabajar: el acceso peatonal al centro». Recordó que, aunque la línea de autobuses que va a Luanco para cerca, la escuela no estará muy lejos del centro de Avilés para ir a pie, por lo que considera necesario habilitar un camino seguro para los peatones.

Las obras en la nueva Escuela de Arte llevan paralizadas desde junio por la necesidad de adaptarlas a la legislación comunitaria. Según el consejero, los trabajos se reanudarán en diciembre, una vez que concluya esta tramitación.

Bienvenida a los alumnos

Al margen del azaroso camino de esta construcción, el salón de actos del Palacio de Camposagrado concentró ayer a los alumnos de las dos ramas de la Escuela, Diseño y Restauración, en una bienvenida en la que se les animó a aprovechar «la diversidad como punto de partida para aprender». «La escuela os va a transformar sin que os deis cuenta. Dejad que los profesores os acompañen en vuestro camino», pidió la directora.

María José Rodríguez, profesora de Restauración, aseguró a sus alumnos que habían escogido una enseñanza «multidisciplinar y de trabajo en equipo». «El restaurador es el nexo entre las distintas disciplinas. Nuestro trabajo es muy importante porque tenemos que saber de todo», aseguró.

Por su parte, César Menéndez, de Diseño, animó a los estudiantes a poner el ser humano en «punto de partida» de sus proyectos. «Saber qué necesita una persona es muy complicado y requiere mucha reflexión», alertó. De ahí que les propusiera las cinco características que debe fomentar cada diseñador: ser asociativo, con la mente abierta y dispuesta a establecer vínculos entre las distintas disciplinas; ser observador; experimentar porque «las horas de dedicación hacia vuestro talento son fundamentales»; ser sociales y conocer a gente con otros puntos de vista y, por último, preguntar.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos