Una treintena de afiliados organiza un homenaje sorpresa a Francisco Zarracina

F. DEL BUSTO AVILÉS.

En la política todo, o casi todo, vale. Así que Alfonso Araujo, Constantino Álvarez, Marta Fernández del Viso, entre otros, no tuvieron dudas en invitar ayer al concejal Francisco José Zarracina a una comida en el restaurante La Bocana, en la calle de La Estación. «Es un acto para nuestra campaña electoral», le comentaron. Y él acudió confiado hasta que, en el restaurante, se encontró que la realidad era diferente.

El protagonista no era Alfonso Araujo y su candidatura a la presidencia de la junta local, sino él, el concejal doblemente expedientado, y que recibía un emotivo y cariñoso homenaje de cerca de una treintena de militantes del Partido Popular de Avilés para transmitirle su apoyo a raíz del actual conflicto.

«La idea surgió hace unas semanas; a raíz de todo lo que está pasando Zarracina y las personas a quienes se lo consultamos se sumaron rápidamente», desveló Alfonso Araujo tras el homenaje.

Después del almuerzo hubo un tiempo para las intervenciones y también varios obsequios. Le entregaron un diploma como «concejal del año» y el muñeco de un perro que sirve para sujetar puertas.

El turno de palabras fue abierto y, además de sus compañeros Alfonso Araujo y Constantino Álvarez, varios de los presentes tomaron para la palabra para glosar anécdotas y los valores de Zarracina, del que se destacó su talante, tranquilidad, honestidad, integridad y bonhomía ante la sorpresa de un homenajeado que vivió el momento acompañado por su esposa e hija.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos