Tres nuevas promociones de vivienda libre apuntan una ligera recuperación del sector

La construcción de un nuevo edificio en la antigua 'manzana de los Chaplín' coincidirá con la ampliacion de la calle Esther Carreño, al fondo de la imagen. / MARIETA
La construcción de un nuevo edificio en la antigua 'manzana de los Chaplín' coincidirá con la ampliacion de la calle Esther Carreño, al fondo de la imagen. / MARIETA

Sumarán 97 viviendas en Las Meanas, El Quirinal y La Estación, mientras que las de protección siguen en vía muerta

J. F. GALÁN AVILÉS.

El sector de la construcción de vivienda nueva experimenta un tímido repunte en Avilés. Tras muchos años en los que salvo contadas excepciones las grúas desaparecieron del paisaje urbano, tres promotores anuncian que iniciarán de forma inmediata la construcción de otros tantos edificios en altura. Son Rubín Desarrollos Urbanos, 34 viviendas en Las Meanas, Gocasa, dieciocho en la calle de La Estación, y Campelo, 45 en El Quirinal. A ellos podría unirse un cuarto, Víctor Antuña, con otras veinte viviendas en una céntrica zona, donde se concentra la todavía débil demanda dado que los precios no son excesivamente superiores a los de la periferia.

Con todo, la actividad aún está muy lejos de ser lo que fue y probablemente nunca volverá a ser. «Aquello no era normal, nunca lo entendí. Ahora es más razonable. Se vende a medida que se va construyendo. El comprador se ajusta a sus posibilidades y el constructor no se mete en líos», asegura Manuel Campelo, el único promotor que durante la crisis del ladrillo ha mantenido actividad constante en lo que a vivienda nueva se refiere. A los dos edificios ya construidos en El Quirinal, en una parcela esquina Fuero de Avilés con José Cueto, se sumará ahora un tercero, de nueve alturas más ático. Queda espacio para otros tres «que se irán construyendo de forma sucesiva a medida que se vaya acabando y vendiendo la fase anterior».

Gocasa llevaba cinco años sin construir edificios en Avilés. De cuatro alturas más bajo cubierta, su nueva promoción quedará orientada a las calles La Estación, Luz Casanova y avenida de Los Telares, y según el promotor será la primera de Avilés con calificación energética A. Aislamiento especial en fachadas, cubiertas y ventanas o precalentamiento del agua mediante bomba de calor serán algunas de sus características, que si bien elevan el coste aumentan el grado de confort y generan ahorro a largo plazo.

Más información

Las 34 viviendas en ocho alturas más ático que construirá Rubín Desarrollos Urbanos se levantarán en la calle de Esther Carreño, en el marco del convenio 'de la manzana de Los Chaplin', los multicines que existían en su entorno, firmado en 2005 y pendiente de concluir. Queda un parcela, sin que la propiedad haya anunciado fecha de inicio.

El convenio recogía que la urbanización correría a cargo de los promotores y que tendría que acometerse con anterioridad al inicio de la construcción de los edificios. Uno de ellos, el que hace esquina con la calle Orejas Sierra, comenzó a levantarse en 2013, y fue entonces cuando se abrió el primer tramo de Esther Carreño, bautizada así en memoria de la profesora y carismática exdirectora del Instituto Carreño Miranda de Avilés, fallecida en 2008.

La falta de acuerdo entre los promotores que intervienen en el área de actuación a la hora de repartirse las cargas de la urbanización llevó al Ayuntamiento a intervenir los avales depositados en su día para ejecutarla de forma subsidiaria. Las obras han sido adjudicadas a Ingeniería de Construcción y Obra Civil de Asturias en 349.196 euros, con un plazo de ejecución de cuatro meses, y está previsto que comiencen una vez los muros del edificio de Rubín Desarrollos Urbanos alcancen la cota cero. La excavación ya está hecha, así que si como está previsto las obras se inician este mes, podría llegarse a dicho nivel a finales de verano.

Doble sentido

El proyecto contempla una vía de doble sentido de circulación que conectará Juan Ochoa con Alcalde Orejas Sierra en la que se habilitarán nuevas plazas de aparcamiento que, sumadas a las ya existentes, arrojarán un total de 48, todas incluidas en el área regulada por la zona azul. La prolongación de Esther Carreño permitirá acceder directamente desde Alcalde Francisco Orejas Sierra a Juan Ochoa y por extensión a Fernando Morán, aliviando en parte el tráfico que a día de hoy soporta la glorieta de la plaza del Vaticano, y culminará la profunda transformación urbanística que ha experimentado la zona en los últimos años.

El proceso comenzó a principios de siglo con la construcción de la plaza de la Exposición y del parking en lo que hasta entonces un terreno baldío que se utilizaba como improvisado aparcamiento, excepción hecha de la franja más próxima a José Cueto, que estaba asfaltada.

Pese a los tres nuevos edificios que pronto comenzarán a construirse los grandes proyectos urbanísticos de Avilés siguen en punto muerto. El de mayor envergadura es el de La Magdalena, una urbanización iniciada hace once años en la que se ha construido menos de la mitad de las 1.200 viviendas anunciadas. Quedan pendientes de edificar unos 19.000 metros cuadrados reservados en su práctica totalidad para vivienda de protección, con escasa salida al mercado dadas las numerosas restricciones que impone a los compradores, la casi total ausencia de subvenciones y su precio, en muchos casos equiparable al de la vivienda libre. En este caso con garaje, trastos, gastos de escritura e impuestos se sitúa entre 2.500-2.800 euros el metro cuadrado mientras que la de protección alcanza los 2.300.

Los promotores solicitan que se permita construir vivienda libre en La Magdalena, sin que hasta el momento tal demanda haya tenido éxito pese a que el concurso público abierto por la sociedad pública Sogepsa, propietario del terreno a excepción de una parcela, adquirida por Ruasa (Rehabilitaciones Urbanas Avilés, de capital íntegramente municipal), para vender sus activos quedó desierto.

Al margen de La Magdalena, el proyecto de urbanización de Gaxín sigue sin desarrollare y el de La Llamosa, la falda de Bustiello, avanza a duras penas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos