«Lo único que nos interesa es que haya un calendario para los suelos de baterías»

Los terrenos que dejarán libres las baterías de cok serán destinados a uso industrial, anuncia la sociedad estatal propietaria del PEPA. /Marieta
Los terrenos que dejarán libres las baterías de cok serán destinados a uso industrial, anuncia la sociedad estatal propietaria del PEPA. / Marieta

La alcaldesa espera que Sepides y Arcelor acuerden cómo se descontaminará la zona para poner en valor los terrenos

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El anuncio por parte de Sepides de que ArcelorMittal será la encargada de realizar las tareas de descontaminación y achatarramiento de las baterías de cok cuando cesen su actividad ha cogido por sorpresa a la alcaldesa, Mariví Monteserín, que ayer insistía en que el único objetivo del Ayuntamiento de Avilés y del Principado es que se ponga en valor «cuanto antes» los suelos que actualmente ocupan las instalaciones siderúrgicas para poder ofrecerlo a las industrias que puedan estar interesadas en instalarse en ellos. Restó así importancia al hecho de que la descontaminación y el achatarramiento sea acometido por la multinacional o por Sepides.

La sociedad estatal que gestiona el Parque Empresarial Principado de Asturias y que propietaria de los terrenos sobre los que se asientan baterías de cok había afirmado que en un primer momento desarrollará en torno a 300.000 metros cuadrados del total del suelo y que ArcelorMittal será la encargada del desmantelamiento de las actuales instalaciones y también de la descontaminación de los terrenos.

Entiende la alcaldesa que debe existir un acuerdo entre ambas partes, empresa y Sepides, ya que la contaminación de los terrenos se debe en parte a la actividad desarrollada por la antigua Ensidesa, dependiente del Estado, y desde su privatización por ArcelorMittal. Pero en todo caso insiste en que «debe haber un acuerdo entre ambas partes para no demorar los trabajos una vez cese la actividad de baterías de cok».

Monteserín recordó que en las reuniones que ha mantenido el Ayuntamiento de Avilés y el Principado con Sepides para abordar este tema «ambos hemos expresado que lo único que nos interesa es que se cumpla un programa con calendario de desmantelamiento, descontaminación y puesta en valor de los terrenos de forma inmediata para poner el suelo a disposición de la industria».

La alcaldesa aseguró, además, que en esas reuniones se había cerrado ya un acuerdo para que la sociedad estatal se encargase de un estudio de costes de la descontaminación y el achatarramiento de todas las instalaciones que forman actualmente baterías de cok. «Seguro que está en ello porque lo que llevamos tiempo dejando claro en las conversaciones que estamos teniendo es que estos terrenos son de gran interés para la ciudad y tienen que estar a disposición de las empresas cuanto antes».

En el desarrollo del PEPA había sido Sepides, antes Infoinvest, la que se había encargado de todo el proceso de achatarramiento de las instalaciones siderúrgicas en desuso que quedaban en pie en la zona y también de la descontaminación. En aquel momento se sacaron 13.600 metros cúbicos de suelos contaminados y todo parece indicar que la zona de baterías de cok tendrá todavía una mayor contaminación en hidrocarburos aromáticos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos