El vaso de cristal conmemorativo, un auténtico superventas

En un lugar céntrico de la carpa que acoge las mesas y los bancos para que el público pueda beber y comer con tranquilidad, se puede adquirir el vaso conmemorativo del festival. El promedio de venta era elevado, y en poco más de hora y media desde que se abrió el certamen ya se habían despachado cerca del centenar. Mucha gente no solo los compraba de uno en uno, a un precio de dos euros la pieza, sino que adquirían una caja entera, con seis unidades, un buen ritmo que invita a que los interesados en hacerse con uno de ellos se den prisa, no sea que las 3.000 unidades que se han preparado, con el logotipo del certamen se agoten. El público aprovechó desde un primer momento para beber. Algunos amigos lamentaban que no tuviese el año de la edición, «para coleccionarlo, y que se sepa de cuándo es cada uno». Y también se pedía responsabilidad a quienes los compraron, «por la seguridad de los más pequeños», como indicaba Nuria Moreno, de la Cervecería CR.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos