Voluntarios informan sobre el agua

Miembros de Cruz Roja, Cáritas y la Fundación San Martín en el taller de Aguas de Avilés. / PATRICIA BREGÓN
Miembros de Cruz Roja, Cáritas y la Fundación San Martín en el taller de Aguas de Avilés. / PATRICIA BREGÓN

Cruz Roja, Cáritas y Fundación San Martín aconsejarán sobre facturas y consumo

EVA FANJUL AVILÉS.

Voluntarios y trabajadores de Cruz Roja, Cáritas y de la Fundación San Martín informarán a partir de ahora a los colectivos con los que trabajan en Avilés sobre todo lo relativo al consumo de agua, desde el pago de las facturas al uso responsable de este suministro.

Para ello, veinticinco miembros de estas entidades han participado en el taller 'Formando voluntarios', impartido por Aguas de Avilés. El principal objetivo ha sido informarles sobre las medidas que tanto el Ayuntamiento de la ciudad como Aguas de Avilés ponen a disposición de los ciudadanos más desfavorecidos.

Los asistentes no solo informarán a las personas con las que trabajan sino que también divulgarán el contenido de los talleres entre otros miembros de las entidades. «Esperamos que esto sirva para ayudar a los colectivos más vulnerables de nuestra ciudad y saber qué se espera de nosotros como servicio público», señala Carmen Álvarez, gerente de Aguas de Avilés.

Estas entidades darán a conocer las exenciones y bonificaciones que las ordenanzas municipales recogen para los usuarios domésticos. «Muchas personas desconocen que pueden beneficiarse de estas ayudas cuyo plazo de solicitud está abierto del 1 de diciembre hasta el 31 de enero», apunta Álvarez.

Además, quienes han asistido a este taller podrán explicar detalladamente la factura del agua y realizar una serie de recomendaciones para abaratarla. «Es importante conocer cuál es nuestro consumo de agua e interpretar bien la factura para evitar problemas. Por ejemplo, un incremento inusual del consumo nos indica que podemos tener una avería».

Una de las partes más importantes del taller hizo hincapié en transmitir y concienciar acerca de la necesidad de hacer un consumo responsable del agua. «Padecemos una de las sequías más graves de los últimos años y es vital no desperdiciar el agua». Para ello, se ofrecieron una serie de recomendaciones, entre las que se encuentra cerrar los grifos abiertos mientras nos enjabonamos, afeitamos o lavamos los dientes. Por un grifo abierto corren hasta doce litros de agua por minuto.

También reducir la capacidad de la cisterna, se pueden meter dentro botellas de plástico llenas que ahorrarán gastar varios litros de agua cada vez que se tira de la cadena, cada vez que se vacía la cisterna se consumen de seis a doce litros de agua, o ducharse en vez de bañarse, incluso se puede recuperar en un cubo el agua de la ducha hasta que llega caliente.

Colocar atomizadores en los grifos, unas piezas que «mezclan el agua con aire y dan la sensación de mayor chorro con menor cantidad de líquido», es otra de las recomendaciones. Así como vigilar las posibles fugas de agua en el inodoro y grifos que pueden desperdiciar muchos litros sin que nos demos cuenta.

Llenar lavadora y lavavajillas antes de usarlos, ya que una lavadora puede gastar 90 litros y un lavavajillas unos 30 litros de agua; no usar el inodoro como cubo de basura, se debe colocar una papelera en el aseo; o regar las macetas siempre al anochecer o al amanecer con temperaturas más bajas evitamos pérdidas de agua por evaporación, completan las recomendaciones.

Por el fregadero, sólo agua

A pesar del gran impacto ambiental que supone, se siguen vertiendo por el fregadero muchas sustancias nocivas. El aceite es uno de los elementos que más contaminan el agua. Se debe echarlo en una botella y llevarlo a un punto limpio o a un contenedor de reciclaje. Por el mismo motivo, no se deben tirar al inodoro medicamentos caducados o sobrantes ni colillas, toallitas, plásticos, compresas o preservativos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos