Zarracina culpa a Mercedes Fernández de la actual crisis del PP en la ciudad

Francisco José Zarracina, ayer en Avilés. /  MARIETA
Francisco José Zarracina, ayer en Avilés. / MARIETA

«Soy el protagonista de un cuento de terror urdido por la dirección regional por apoyar a Carmen Maniega», asegura el concejal

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El concejal del Partido Popular Francisco José Zarracina cargó ayer contra la dirección regional de su formación, a la que responsabiliza abiertamente de la crisis abierta en el grupo municipal del PP y la continuidad de la actual gestora.

«Soy el protagonista involuntario de un cuento de terror escrito desde la dirección regional del partido», afirmó el concejal que, actualmente, afronta dos posibles expedientes sancionadores: uno por la rueda de prensa del pasado sábado en la que criticaba, junto con Alfonso Araujo y Constantino Álvarez, la negociación presupuestaria del PP en Avilés y otro, ya abierto, después de que la edil Ana Bretón denunciase amenazas y un comportamiento violento tras la reunión de la gestora el pasado septiembre, aspecto que él niega de forma tajante.

Ahora, Zarracina responsabiliza de la actual situación a la dirección regional, acusándola de una venganza por haber apoyado en el último congreso autonómico a Carmen Rodríguez Maniega.

El comité de derechos y garantías no cuenta con un límite para cerrar los expedientes abiertos La decisión de posibles sanciones debe ser aprobada por el comité ejecutivo regional

«Durante nueve meses no hubo ningún problema en la junta local ni en el grupo municipal, pero en febrero del año pasado empezamos una partida de ajedrez en la que nosotros jugábamos con negras», comentó ayer en alusión al pasado congreso autonómico. Zarracina aseguró que no se había producido ningún problema hasta que «Carmen Maniega se presentó como alternativa de Mercedes Fernández en el congreso regional. Si hubiésemos sido una comparsa de la dirección regional no habría pasado nada, pero como tuvimos otro criterios ahora existe una persecución y los responsables son quienes gestionan estas medidas».

«Una vez que liquidaron a la reina negra, es muy fácil jugar. Quedaron la reina y el rey blanco, Mercedes Fernández y Luis Venta Cueli», declaró Zarracina siguiendo su metáfora ajedrecística, «que lanzan a todos sus peones para sacrificarse con la perrera, con los presupuestos... Ahora le toca el turno a otra persona diciendo cosas infundadas». Culminando su símil, el edil crítico reclamó a la dirección regional «que den la cara, que dejen de lanzar los peones y se pongan en el centro de tablero para luchar».

El proceso

Francisco José Zarracina aseguró ayer que estas declaraciones son las «últimas» que realiza en la actual crisis del Partido Popular en Avilés y mientras aún no se conoce el resultado de los dos expedientes sancionadores a los que se enfrenta.

El proceso es largo y, tal como explican desde el Partido Popular, no existen plazos establecidos, ya que cada situación tiene unas particularidades que no se repiten. No es lo mismo, por ejemplo, un expediente abierto a un cargo por una investigación judicial, que se hace de oficio, y cuya evolución corre paralela a la instrucción judicial, a la denuncia de un militante. En ese caso, primero se debe conocer si el comité de derechos y garantías ampara al denunciante y, posteriormente, realiza el estudio del caso.

Una vez que alcanza la propuesta de resolución, ésta se traslada al comité ejecutivo regional, que tiene fijada como mínimo una reunión mensual. Allí se aprueba y se comunica a los interesados que, además, cuentan con un plazo para recurrir la medida que se adopte.

De los dos expedientes, el que se encuentra más avanzado es el relativo a los sucesos de septiembre, toda vez que, aunque comenzó a tramitarse el pasado noviembre, ya han aportado su testimonio las dos partes y los testigos.

El estudio de la rueda de prensa del pasado sábado se encuentra en un fase más inicial, ya que fue esta semana cuando el presidente de la gestora, Pedro de Rueda, informó de las declaraciones de Alfonso Araujo, Francisco José Zarracina y Constantino Álvarez cuestionado la estrategia del PP en Avilés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos