El Comercio

El suero experimental cura a dos infectados con ébola en América

  • Un médico y una enfermera reciben el alta tras superar el virus con el mismo tratamiento experimental que recibió el fallecido Miguel Pajares

El médico y enfermera infectados con ébola en Liberia y que fueron trasladados hace tres semanas a Estados Unidos para recibir un tratamiento experimental superaron la enfermedad y recibieron el alta médica del Hospital Universitario de Emory de Atlanta (Georgia). Kent Brantly, de 33 años, y Nancy Writebol, de 59 años, ambos misioneros que se contagiaron con el virus mientras trabajaban en un centro médico en Liberia, recibieron el suero ZMapp, nunca antes usado en humanos.

Después de que no se encontrase rastro del virus en su sangre, los dos misioneros fueron dados de alta del centro médico, que cuenta con un área de aislamiento especializada para este tipo de casos.

«Los pacientes no suponen una amenaza médica para la salud pública», según Bruce Ribner, director médico de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Emory, en una conferencia de prensa a la que acudió el propio Brantly.

Cabe recordar que el religioso español Miguel Pajares, la primera persona con ébola en suelo europeo, también fue tratado con ZMapp, pero no pudo superar la enfermedad y falleció el día 12, pocos días después de ser trasladado a Madrid.

El brote de ébola que hasta ahora ha afectado a Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria ha causado al menos 1.350 muertes, de acuerdo con las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De momento en España no se ha repetido ningún caso, aunque si se ha activado en protocolo de alarma ante dos sospechas, una en Alicante y otra en el País Vasco, que no concluyeron en una infección.

Los expertos aseguran que la posibilidad de contagio en nuestro país se puede decir que es prácticamente nula. Lo que no significa que se haya bajado la guardia.