El Comercio

Los versos 'Diversos' de la poesía asturiana resuenan en Valdediós

Ricardo Labra, Lorenzo Roal, Mario Vega, Rocío Acebal, Miguel Floriano, Candela de las Heras y García Martín, ante el Conventín de Valdediós, antes de la lectura de poemas.
Ricardo Labra, Lorenzo Roal, Mario Vega, Rocío Acebal, Miguel Floriano, Candela de las Heras y García Martín, ante el Conventín de Valdediós, antes de la lectura de poemas. / JOAQUÍN PAÑEDA
  • La decimotercera edición de la lectura poética en el monasterio une la voz de Ricardo Labra con las de jóvenes promesas

Valdediós volvió a ser refugio para la poesía. Por decimotercer año consecutivo, el monasterio villaviciosino fue escenario de una nueva lectura de poemas auspiciada por el Círculo Cultural de Valdediós. Trece años que se resumen en 70 poetas, en los versos dispares de creadores jóvenes y veteranos que comparten el mismo espacio para poner voz a sus inquietudes. Son también trece libros, que año tras año han ido viendo la luz y se han convertido en pequeñas joyas para conocer la poesía asturiana más reciente.

El profesor José Luis García Martín se ocupa de presentar y coordinar todo lo que tiene que ver con la lectura poética y con la edición del libro, que en este 2015 lleva por título 'Diversos'. Es un juego de palabras que busca dejar a las claras esa diversidad de versos que se componen hoy.

No ha perdido brío la poesía. Sostiene García Martín que ni el móvil en particular ni la tecnología en general han acabado con las ganas de leer. Tampoco las de escribir. Ayer lo demostraron los poetas que participaron en una lectura que siempre busca el equilibrio entre hombres y mujeres y en el uso del asturiano y el castellano.

El veterano de la cita fue Ricardo Labra, desde los ochenta componiendo versos y en la actualidad realizando una tesis doctoral sobre Ángel González, de quien fue amigo. Con él, Miguel Floriano, que tiene ya en su haber varios libros de poesía, y otras voces más jóvenes como las de Lorenzo Roal y Mario Vega, de la revista 'Maremagnum'.

En el plano femenino, Rocío Acebal, que con diecisiete años, demuestra que el talento no tiene edad. Candela de las Heras completa la nómina de autores del libro, que se distribuyó gratuitamente entre el público presente en el cenobio.