El Comercio

Tras la huella de las legiones

El Picu Llagüezos, situado entre Villamanín y Lena, es el emplazamiento del segundo campamento de la Via Carisa.
El Picu Llagüezos, situado entre Villamanín y Lena, es el emplazamiento del segundo campamento de la Via Carisa. / JUAN CARLOS ROMÁN
  • Villamanín se une a esta campaña arqueológica junto a Lena y Aller «para descubrir los entresijos de la conquista romana y la resistencia astur»

  • Los investigadores estudiarán la naturaleza de nuevo asentamientosen La Carisa

Corría el siglo I a.C. Los romanos penetran en las tierras de los astures por los montes del puerto de La Mesa desde León. Lo hacen armados hasta los dientes y llevando consigo las costumbres del Imperio. A cada zancada amplían la vía que los llevará hacia la Campa Torres a la conquista de las tierras del mar. «Cada catorce o veintiún kilómetros levantaban un campamento de campaña porque los legionarios, con cuarenta y cinco kilos sobre sus hombros -entre armadura, casco y maderas- no conseguían dar un paso más», explica Esperanza Martín, responsable de las excavaciones en la Vía Carisa desde 2010.

Precisamente el próximo lunes comenzará una nueva campaña para descubrir más sobre estos asentamientos temporales de altura -están situados a unos 1.600 metros-, que servían para vigilar a sus enemigos y protegerse de posibles ataques. Un equipo formado por arqueólogos, geólogos, técnicos, restauradores y voluntarios trabajará en el Picu Llagüezos, entre Villamanín y Lena y en Carraceo, en la linde entre Lena y Aller.

En el yacimiento asturleonés ya se habían realizado investigaciones en 2011 y 2013 por lo que pueden asegurar que se trata «fehacientemente de un campamento en que se hicieron dos refortificaciones». Motivo por el cual los trabajos consistirán en la retirada del material, que irá destinado a los museos arqueológicos de Asturias y de León, precedida de una primera fase de desbroce de los terrenos leoneses. Y es que es la primera vez que una de estas campañas cuentan con la colaboración de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Villamanín, que se suman a los esfuerzos del Principado y los concejos de Lena y Aller.

«Esta unión es impulso más para reivindicar que la Carisa es un paso supramunicipal y que juntos podemos hacer cosas con poco dinero», dijo Ramón Argüelles, edil de Lena.

«Creemos estos hallazgos son un descubrimiento importante a nivel histórico y un impulso importante a nivel turístico», indicó el edil de Villamanín, José Luis García Oblanca. «Es una manera de dinamizar el territorio conocer los entresijos de la resistencia astur y el avance de la conquista romana», añadió David Moreno, alcalde de Aller.

Y es que aún queda mucho por saber. Sin ir más lejos, en Carraceo la morfología del terreno parece indicar que hubo un campamento o un punto de control pero es todo un misterio. «Hasta que no lo veamos no sabemos qué podrá ser», indica Martín. Lo que parece seguro es que será el tercer asentamiento descubierto.