El Comercio

Aldeas Infantiles y Bono, de nuevo finalistas al Princesa de la Concordia

vídeo

El jurado del Princesa de la Concordia, en plena reunión en el Salón Covadonga del Reconquista. / ALEX PIÑA

  • Las dos candidaturas muy igualadas en las votaciones se enfrentan hoy a otras dos también favoritas al último de los galardones de este año

Los Premios Princesa de Asturias cierran hoy el palmarés de su XXXVI edición tras un reñidísimo debate del jurado encargado de otorgar el último de sus nombres propios, el que se unirá al galardón de la Concordia. Tan reñido fue que, al cierre de las primeras deliberaciones, celebradas durante la tarde de ayer en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, se mantenían sobre la mesa cuatro candidaturas. Todas muy igualadas en apoyos y votos. Y, entre ellas, dos que repiten presencia desde hace varias convocatorias. Bono, el líder de la mítica banda irlandesa U2 -que ha rozado otros premios, como el de las Artes y el de la Comunicación-, y Aldeas Infantiles SOS, cuya labor lleva llamando años a las puertas de este título internacional de la Concordia. Ambas volverán hoy a someterse al juicio del jurado, que deberá ejercer su derecho a voto una vez más. Pero si sus miembros -presididos por el jefe del Ejecutivo regional, Javier Fernández- repiten favoritos, en la decisión final se mantendrá la propuesta que, al concluir la reunión de ayer, quedó, por muy poco, situada en cabeza. Y esta es la de Aldeas Infantiles. Organización internacional privada de ayuda a la infancia, sin ánimo de lucro, «interconfesional e independiente de toda orientación política», que nacía hace 67 años en Austria y que ahora está presente en 134 países.

No es, sin embargo, esta institución humanitaria la única que protagonizará hoy las últimas deliberaciones. Otras dos, cuyo nombre no trascendió, se unen al catálogo de finalistas. Cada una de ellas de muy diferente voluntad y objetivos, aunque en todas, como en la propia personalidad de Bono y por supuesto de Aldeas Infantiles, está el carácter social y la generosidad. No en vano con este Princesa de Asturias lo que se quiere subrayar es la labor de quienes contribuyen «de forma relevante a la defensa de los derechos humanos, al fomento de la paz, de la libertad, de la solidaridad». También a «la protección del patrimonio y, en general, al progreso y entendimiento de la humanidad».

Antes de que las cuatro propuestas alcanzaran la consideración de finalistas, cayeron otras muchas de entre las 33 que optaban al premio, procedentes de países como Austria, Brasil, Colombia, Corea del Sur, Cuba, Estados Unidos, Filipinas, India, Irlanda, Japón, México, Portugal, Rusia, Sudáfrica, Suiza, Timor Oriental, Ucrania, Venezuela, Vietnam y España.

Aldeas Infantiles y Bono, de nuevo finalistas al Princesa de la Concordia

Entre las que más sonaron, sin lograr, finalmente, los apoyos que muchos esperaban, estaba el proceso de paz de Colombia con las FARC. Pero algunos miembros del jurado recordaron que, al no estar finiquitado oficialmente, a la espera del referéndum, era un poco temeroso intervenir con la concesión de un premio de tanta importancia.

La Fundación de Abogados de Atocha -este año se cumple el cuarenta aniversario de la matanza en el barrio madrileño que le da nombre- fue presentada y defendida también como un buen ejemplo de concordia, ya que la no reacción violenta a aquellos asesinatos fue un paso más para que la democracia se instaurara definitivamente en España. También tuvo apoyos -no muchos dentro del jurado, pero sí fuera- la candidatura de la Policía Nacional. Pero finalmente quienes tenían derecho a voto decidieron dejar al margen a cualquier institución que tuviera que ver con la resolución de conflictos, para centrarse en la solidaridad.

Formaron parte del jurado, además del presidente Fernández, la máxima voz de la Fundación Princesa, Matías Rodríguez Inciarte, y un nutrido grupo de sus patronos como Alicia Koplowitz, José Oliu i Creus, Teresa Mallada, Antonio Suárez Gutiérrez, Ángel Antonio del Valle Suárez, Sol Daurella, José María Villanueva Fernández, Juan Miguel Villar Mir, Santiago de Ybarra, José María Arias Mosquera y, entre otros, Antonio Basagoiti García-Tuñón.

El de la Concordia es el último de los ocho Premios Princesa de Asturias de este año. Con su fallo se unirá al de las Artes, a la actriz y directora de escena Nùria Espert; al de Comunicación y Humanidades, al fotoperiodista estadounidense James Nachtwey; al de Ciencias Sociales, a la historiadora británica Mary Beard; al de Investigación Científica y Técnica, al ingeniero mecánico y biofísico estadounidense Hugh Herr; al de los Deportes, al triatleta español Javier Gómez Noya; al de las Letras, al escritor estadounidense Richard Ford y al Premio de Cooperación Internacional, a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París.