El Comercio

Escritos. Inventarios y cuentas de la Congregación de Nuestra Señora de Covadonga de Naturales.
Escritos. Inventarios y cuentas de la Congregación de Nuestra Señora de Covadonga de Naturales. / MUSEO DEL PUEBLO DE ASTURIAS

Historia en papel a buen recaudo

  • El Museo del Pueblo de Asturias recibe la donación de unos documentos de los siglos XVIII y XIX de la Congregación de Nuestra Señora de Covadonga de Naturales

Lo bonito de la historia es protegerla para que no se pierda. Para conservar y difundir la memoria de la región se construyó el Museo del Pueblo de Asturias hace 48 años. Desde entonces, su legado no ha dejado de crecer, nutriéndose de un amplio abanico de tesoros como carteles, gaitas y material sonoro. También textos escritos, testigos de cómo se escribió la historia cuando el papel era la mejor manera de tomar nota de lo que ocurría. Ayer, esta última categoría se vio incrementada por la donación por parte de la Congregación de Nuestra Señora de Covadonga de Naturales del Principado de Asturias en Madrid de unos documentos que datan de los siglos XVIII y XIX.

El primer grupo documental se corresponde con información relacionada con el patrimonio de la congregación. Aparece el nombre de los donantes y grabados con la impresión de la Virgen y el santuario, que fueron los primeros grabados de esta clase que se hicieron sobre Covadonga.

Este conjunto lo integra una serie de cinco inventarios generales de las alhajas de la Real Congregación correspondientes a los años 1749, 1762, 1768, 1779 y 1784, y un pliego con la tasación de las alhajas de plata (cruces, coronas, medallas, rostrillos, bandejas, lámparas, arañas y cornucopias, entre otros).

El segundo conjunto está relacionado con uno de los fundadores de la congregación y con la misión de esta de dar asistencia a sus integrantes. Se trata del expediente de la administración de la vida y bienes del pixuetu Nicolás de Valdés Inclán que, «con motivo de hallarse con varios raptos de demencia», fue ingresado en un hospital de Toledo y luego trasladado a Zaragoza. Son seis sumarios de documentación legal, económica y administrativa que van de 1752 a 1754.

También una solicitud de ayuda, fechada el 20 de junio de 1814 y centrada en términos económicos, ha pasado a nutrir el legado del museo gijonés. Se trata de la petición hecha por uno de los integrantes de la congregación motivada por la Guerra de la Independencia que trajo a España a Napoleón. Se trataba de restablecer el culto a la Virgen de Covadonga en un altar decente en el convento de San Hermenegildo, convertido durante la guerra en cuartel por las tropas francesas. Cabe destacar que la congregación se fundó en 1743 con fines religiosos y asistenciales siendo la primera asociación creada por asturianos fuera de su tierra.

Todo este material perteneció a Manuel Gurdiel Sierra (Cangas del Narcea, 1941 - Madrid, 2014), profesor de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid. Han sido sus hijas, Benigna Kopp-Gurdiel y Elisa Gurdiel Wedel, las que han querido que el Museo del Pueblo lo atesore. Todos estos documentos se exponen en su recepción hasta el 2 de octubre.