El Comercio

Presencia asturiana por partida múltiple en la Triennale de Milán

La Triennale de Milán cerró este martes su programación 'Festival on Festival' con una jornada de marcado acento asturiano. El sello de este Norte estuvo en el certamen por partida múltiple. Por un lado, tuvo especial protagonismo el Festival de Cine y Arquitectura (FICARQ), que, aunque ahora se ha establecido en Santander, tuvo gestación asturiana (en Oviedo se celebró hasta el año pasado) y su organización, por la productora DímeloAmí, también. El FICARQ cerró el 'Festival on Festival', por el que han pasado otras nueve semanas de cine, arquitectura y diseño de todo el mundo. Y lo hizo con la proyección de dos trabajos muy vinculados a Asturias: 'Los platos rotos', de Tito Montero, un micrometraje sobre la fábrica de loza de San Claudio, y 'La ciudad del trabajo', ensayo documental de Guillermo G. Peydro sobre la Laboral.

Por otra parte, el equipo del Festival de Cine y Diseño de Milán, organizador de este programa, invitó a uno de los coloquios programados a la diseñadora asturiana residente en Milán Patricia Urquiola, que recorrió parte del trabajo realizado en la puesta en marcha del Centro de Arte de la nueva Laboral, cuyo vestíbulo lleva su sello. Con Patricia Urquiola compartió también escenario el empresario asturiano y cofundador de FICARQ (junto a Ana Muriel), Miguel Ángel Menéndez del Fueyo, así como el periodista y colaborador de EL COMERCIO Chus Neira, director de contenidos del festival y de la revista 'CA Magazine' sobre cine y arquitectura, que edita la misma productora. Al acto, donde se repasó la historia reciente de la fábrica de San Claudio y del colosal proyecto de Girón y la forma en que Tito Montero y Peydró han reconstruido sus relatos, asistió también el cónsul de España en Milán, Antonio Cosano.