El Comercio

La Novena de Beethoven recibirá a los Reyes en octubre

La Casa Real ya ha cerrado la agenda del próximo octubre y subrayado como cita especial la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, que tendrá lugar el viernes, día 21. Pero don Felipe de Borbón y doña Letizia llegarán al Principado una jornada antes para ser recibidos por el mismísimo Beethoven. La última sinfonía completa del maestro austriaco y una de sus obra cumbres, la Novena, también conocida como 'Coral', sonará en su honor como antesala de la cita del Teatro Campoamor. Y, para interpretar sus notas, la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, la OSPA, que recupera su sitio de honor en esta singular velada musical del Auditorio Príncipe, donde fue una notable ausencia el año pasado.

Ante el atril, el director titular, Rossen Milanov, y en las gradas, las principales autoridades de la región. Reunidas todas bajo la presidencia de Sus Majestades, que nunca faltan a este inicio de fiesta de los Premios. Incluso, teniendo compromisos casi paralelos. Cabe recordar que doña Letizia casi voló de Gijón a Oviedo en la última edición para estar presente en el concierto, sin perderse tampoco el encuentro de Francis Ford Coppola (Premio Princesa de Asturias de las Artes 2015) en el Teatro Jovellanos.

La obra que interpretará en esta ocasión la OSPA es una de las obras más trascendentales, importantes y populares de la historia. No solo de la música, sino también del arte. Su último movimiento es un final coral que correrá a cargo del Coro de la Fundación Princesa de Asturias.

«Sorprendentemente inusual en su época», según todos los expertos, el coro de la Novena, sinfonía en re menor, opus 125, se ha convertido en todo un símbolo de la libertad. De hecho, una adaptación, interpretada bajo la batuta de Von Karajan, es el himno de la Unión Europea. Hoy la partitura original de la sinfonía está en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO, con otros «monumentos de la herencia espiritual de la humanidad».