El Comercio

Objetivo: no dejar dormir a la Luna en Gijón

De izquierda a derecha y de arriba abajo, Álvaro Granda, José Manuel Díaz, Bea Villamarín, Adriana Suárez, Paula Beirán, Alfredo Aracil, Ernesto Avelino, Pelayo Arias, Lucía Peláez, María Dolores Alonso Iglesias, María Menéndez, Marianna Nieddu, Raquel Huergo, Patricia Villanueva, Carlota Díaz, Natalia García y Natalia Alonso, ayer, durante la presentación de la Noche Blanca gijonesa.
De izquierda a derecha y de arriba abajo, Álvaro Granda, José Manuel Díaz, Bea Villamarín, Adriana Suárez, Paula Beirán, Alfredo Aracil, Ernesto Avelino, Pelayo Arias, Lucía Peláez, María Dolores Alonso Iglesias, María Menéndez, Marianna Nieddu, Raquel Huergo, Patricia Villanueva, Carlota Díaz, Natalia García y Natalia Alonso, ayer, durante la presentación de la Noche Blanca gijonesa. / JORGE PETEIRO
  • El colaborador de EL COMERCIO Miguel Mingotes pintará en Cornión cuatro historietas acompañado por David Roldán a la viola

  • Gastronomía, cócteles, magia, música, itinerarios y talleres llenarán la Noche Blanca, que durará tres días

Este año, la Noche Blanca gijonesa será más joven que nunca, porque se prolongará durante tres días. «El objetivo es no dejar dormir a la Luna» durante el próximo viernes, 30 de septiembre, ya que, desde las ocho de la tarde hasta la medianoche, Gijón será «puro arte» para todos los públicos y en todas sus latitudes. Pero los organizadores de esta fiesta cultural se han dado cuenta de que no es suficiente con tan poco insomnio: quieren más, y por eso, la cita se prolongará en dos sesiones de visitas guiadas los días 1 y 6 de octubre de la mano de jóvenes profesionales del sector que acercarán al público el trabajo de las galerías y las particularidades de sus exposiciones.

Nadie quiere perdérsela. Así que, en esta edición, según anunció ayer Raquel Huergo, directora de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón, participarán un total de nueve galerías de la ciudad: Adriana Suárez, ATM Altamira, Aurora Vigil-Escalera, Bea Villamarín, Espacio Líquido, Gema Llamazares, LaSalita, Viki Blanco y Cornión, en la que estará Miguel Mingotes, colaborador de EL COMERCIO, que pintará en el escaparate de la galería cuatro historietas al más puro estilo 'Barrio Sésamo' acompañado por David Roldán a la viola.

A ellas se sumarán seis espacios institucionales: el Centro de Cultura Antiguo Instituto, el Museo de las Termas Romanas, la Casa Natal de Jovellanos, Laboral Centro de Arte, la central de Telefónica de Pumarín (telefonica.nocheblancagijon@telefonica.com) y el Conseyu de Mocedá. Todas, con una misma meta: «Animar a que el público asturiano forme parte de la cita cultural». Instalaciones audiovisuales, montajes sonoros, obra plástica, pintura, graffiti, performaces, itinerarios o creaciones en directo son solo algunas de las actividades programadas para esta fiesta, que señala el arranque de la temporada artística de la ciudad. Un comienzo en el que las galerías estrenan cartel y temporada y los centros de cultura y los museos planifican nuevas acciones sin cerrar hasta bien entrada la noche.

La música, la danza e incluso las sesiones de magia o de fotografía se sumarán a la oferta cultural de la Noche Blanca. Y, como el paladar también necesita una dosis de arte, Bea Villamarín ofrecerá un cóctel de los años cuarenta, Espacio Líquido una presentación cervecera y Gema Llamazares una creación gastronómica del restaurante La Corriquera.

Todo está ya preparado para no dejar dormir, el 30 de septiembre, a la Luna con este sugestivo circuito sensorial que pone en conexión obras, artistas y público.