El Comercio

Jorge Román Toquero.
Jorge Román Toquero. / D. S. F.

Un pañuelo para la Reina Letizia y una navaja para Felipe VI

  • Los regalos de los Reyes serán elaborados por Jorge Román Toquero e Irene Villar, dos artesanos afincados en Santa Eulalia de Oscos

Los tres concejos de los Oscos, Villanueva, San Martín y Santa Eulalia, se preparan para recibir el próximo día 22 la visita de los reyes de España, Felipe VI y doña Letizia, quienes harán entrega del galardón al Pueblo Ejemplar de Asturias.

Un premio que reciben por primera vez en la historia tres municipios, que serán visitado por sus majestades. Está previsto que los reyes lleguen en helicóptero a San Martín de Oscos, en torno a las 11 horas, para posteriormente visitar el monasterio de Villanueva, que estos días se está engalanando para la ocasión. En torno a las 12.30 horas llegarán a Santa Eulalia de Oscos, donde está previsto que el Rey lea su discurso. Será en este concejo donde podrán ver una alfombra floral típica de Corpus con el emblema de la Fundación Princesa de Asturias, y comprobarán como se trabaja en un telar de manera tradicional, además de visitarán una fragua en la que los artesanos del hierro estarán trabajando en directo.

Los tres ayuntamiento han decidido regalar a los Reyes una navaja y un fular, además de un detalle para las infantas, que no han querido desvelar. El regalo del Rey será una navaja forjada por Jorge Román Toquero, un artesano pucelano que lleva asentado en Santa Eulalia de Oscos siete años, quien ha explicado a EL COMERCIO, que será un ejemplar que fusionará la cultura tradicional asturiana con la cultura nipona. Y es que «yo estoy casado con una japonesa».

La hoja tendrá varias capas de acero inoxidable cuyas láminas formarán un dibujo de damasco. La empuñadura estará formada con un asta de búfalo maciza de color negro y el casquillo que unirá el mango con la hoja será como la navaja tradicional de la comarca. Este ejemplar único comenzará hoy a elaborarse en el taller de Toquero, que ya tiene todo preparado para darle forma ha esta peculiar navaja.

El fular que será entregado a la Reina lo elaborará la santallesa Irene Villar, quien ha explicado que estará fabricado con un telar tradicional. Una prenda que estará elaborada «con lino y seda», indicaba la artesana, quien se mostraba indecisa sobre los colores que iba a utilizar «seguramente utilice algún color natural», aunque no descartó realizar la prenda con colores tierra. Villar aseguró que el fular «será apropiado para la Reina» e indicó que no ha decidido el diseño ni el modelo, pero avanzó que «será algo único».

En la jornada de ayer, los Oscos recibían la visita de miembros de la Casa del Rey y de la Fundación Princesa de Asturias, quienes están cerrando los detalles y calculando los tiempos exactos que deberán estar los Reyes en cada lugar. Además se ha dado a conocer que la comida tendrá lugar en el pabellón municipal de Santa Eulalia de Oscos, y aunque no han querido desvelar el menú, que todavía no está cerrado, Sus Majestades probarán el queso de los Oscos, así como «productos típicos de la zona», indicaba el alcalde de Santa Eulalia, Marcos Niño, quien no quiso dar demasiados detalles.

A la comida está previsto que asistan en torno a 700 personas, por lo que casi la mitad de los habitantes de los tres concejos podrán comer y conversar junto a la pareja real.

Una jornada, la del día 22, que se vivirá en esta comarca con mucha emoción y que tardará en borrarse de la memoria; en cada uno de los tres municipios quedará instalado un monolito con una inscripción para el recuerdo.