El Comercio

El Principado vuelve a replantear la segunda fase de la ampliación

El presidente del Principado, Javier Fernández, aseguró ayer, en el transcurso del debate de orientación política de la región, que ante la buena aceptación de la ampliación del Museo de Bellas Artes, puesta a disposición de público en marzo del año pasado, obliga a plantearse iniciar la segunda fase del proyecto en esta legislatura. Fase ya diseñada, como la primera, por Patxi Mangado y planificada, cuyo desarrollo quedó descartado cuando la crisis se afianzó en todas las instituciones y especialmente en sus presupuestos.

En sus palabras, el nuevo Bellas Artes «probablemente sea la piedra angular» de los equipamientos culturales asturianos, por lo que hay que pensar en finalizar su ampliación. Dicho lo cual recuperó el concepto acuñado por el viceconsejero de cultura, Vicente Domínguez, para hablar de la «consolidación del pentágono cultural». El que está basado, dijo en «la coordinación del Museo de Bellas Artes, el Niemeyer, Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, el Barjola y la Sala Borrón es otro proyecto encomiable».