El Comercio

Un momento de la actuación, anoche en el Palacio Valdés.
Un momento de la actuación, anoche en el Palacio Valdés. / J. PRIETO

'El método Grönholm' triunfa con Saltantes en el Palacio Valdés

  • Dirigida por Cristina Suárez, esta reinterpretación del texto de Galceran, se mantiene reflexiva y con poder de denuncia

Solo tiene una década y ya se ha convertido en un clásico. 'El método Grönholm', esa peculiar obra en un solo acto del dramaturgo Jordi Galceran, que pone durante una hora y veinte minutos a tres hombres y una mujer en dura competencia por un trabajo, subió anoche a las tablas del Palacio Valdés, en Avilés. Y lo hizo con éxito. Esta vez en una versión de Cristina Suárez, que, como ya hizo hace un año en el Teatro Jovellanos, de Gijón, cuenta en escena con los componentes de la compañía Saltantes, a los que dirige.

Su interpretación del texto de Galceran no pierde, como ayer advirtieron en el Palacio Valdés, un ápice de su capacidad reflexiva. Como tampoco se ha dejado en el camino el poder de denuncia sobre la precaria situación del mercado que lleva el original.

Saltantes buscaban algo que «fuera comprometido socialmente» y lo encontraron en esta pieza que arrasa por donde va. Anoche, en Avilés, con Alberto Rodríguez, Carlos Mesa, Luis Alija y Nerea Vázquez, sobre las tablas, ellos también lo lograron.