El Comercio

Matteo Garrone, ayer en el Antiguo Instituto.
Matteo Garrone, ayer en el Antiguo Instituto. / DANIEL MORA

«Soy un autor en formación, me gusta tener un cierto nivel de inconsciencia»

  • Matteo Garrone, Director de cine

  • El realizador de 'Gomorra', al que el FICX dedica un libro y una retrospectiva, trabaja en un nuevo proyecto para llevar al cine Pinocho

'Gomorra' cambió su vida. La cinta de 2008 que se adentraba en la Camorra napolitana marcó un antes y un después en la carrera de Matteo Garrone (Roma, 1968), un director que juega con maestría con realidad y ficción y que este año ha recibido el homenaje del FICX, que le ha dedicado un libro y una retrospectiva con escalas en películas como 'Reality' o 'El cuento de todos los cuentos'. El jueves llegó a Gijón y hoy se va después de asistir a varios encuentros con el público.

Un libro, una retrospectiva... Es tiempo de mirar adelante y hacia atrás. ¿Usted qué ve cuando lo hace?

Cuando llevas ya un cierto camino recorrido y te dedican una retrospectiva, en primer lugar es un placer, pero yo siento que soy un autor en proceso de formación. Me gusta tener un cierto nivel de inconsciencia, trato de sorprenderme siempre, que cada película sea un nuevo reto, sea diferente y que me permita explorar nuevas formas, nuevos lenguajes. En mi trabajo pienso que hay un hilo conducotor que lo une, y que es mi forma de abordar el ser humano y sus obsesiones.

¿Es cierto que ha dicho que hay más verdad en la pantalla que en la vida?

No. Creo que es otra forma de verdad la que hay en la pantalla, distinta a la de la verdad. En el cine tienes que recrear la verdad de la vida, pero no basta con hacerlo tal cual, a veces tienes que transformarla para que funcione, para que sea verosímil. No basta plasmarla y hay que transformar para hacerla creíble y artística, hay que encontrar el momento de representación.

Antes de director fue pintor. ¿Qué tienen que el ver cine y pintura?

Todo. Hay una relación muy estrecha entre ambas artes, tienen elementos en común como la composición, la luz, la materia, el uso de la figura, del cuerpo. La pintura para mí es una de mis grandes influencias, hay un vínculo muy fuerte. El pintor de inspiración para 'El cuento de los cuentos' es Goya. Hay otros pintores fundamentales, como Caravaggio, que ha determinado mi forma de concebir el arte, la manera de narrar. La forma en que él usa la luz, los cuerpos, está presente en mi trabajo.

¿Se imagina qué pasaría si a Goya o a Caravaggio le dieran una cámara de cine?

Sí, pasaría lo mismo que si Kubrick hubiera nacido en el Cinquecento, que sería pintor o escultor.

Dicen por ahí que usted debería irse a Hollywood.

No, no quiero. Tengo miedo del avión.

¿No quiere?

¿Por qué debo ir? Cuando 'Gomorra' hubo muchas propuestas para filmar, pero no me interesa. No creo que mi forma de trabajar, de hacer cine, tenga que ver con Hollywood. Soy muy independiente. No sería una buena adquisición para ellos.

Los elencos de sus películas son muy especiales: recurre a actores profesionales y amateur. ¿Es lo mismo dirigir a Salma Hayek que al presidiario protagonista de 'Reality'?

No hay diferencia, es el mismo enfoque, a todos los actores que trabajan conmigo los elijo porque hay un cierto entendimiento entre nosotros. Eso sí, lo que les pido es que sean capaces de poner todo de sí mismos en el trabajo. El actor es alguien que tiene que aportar algo a su personaje, tiene que hallar puntos de contacto entre él y su rol. Ese es mi método. Pero no cambia mi forma de comportarme sea o no famoso el actor.

¿Qué puede contar de 'Pinocho', su próximo proyecto?

Es una película con un elenco totalmente italiano. Se rodará en Italia, la mayor parte en Toscana y Toni Servillo será Geppetto.