El Comercio

La Fundación Princesa renovará este año a 30 de los jurados y adelanta el calendario de los Premios

La ceremonia de entrega del año pasado, con la actriz Núria Espert en el atril ofreciendo su discurso.
La ceremonia de entrega del año pasado, con la actriz Núria Espert en el atril ofreciendo su discurso. / E. C.
  • El galardón de Concordia será fallado en junio para que todos los premiados se sepan antes del verano y «agilizar los preparativos de la semana cultural»

Se nota en la Fundación Princesa cierta intención por modernizar todo lo que rodea a los Premios Princesa y las actividades que los rodean, así como por abrirse cada vez más a la ciudadanía, haciéndoles partícipes de la presencia de los premiados en Asturias. Con esas líneas maestras en la cabeza, su directora, Teresa Sanjurjo, avanzaba ayer dos medidas que, espera, sirvan para seguir avanzando hacia esos objetivos. De un lado, la de hacer efectiva la renovación progresiva de los miembros del jurado. Algunos llevaban más de 20 años en su sillón, lo que en ocasiones hacía de ellos unos auténticos profesionales del reparto de galardones principescos. Sin embargo, tal y como se había hecho público en 2016, la Fundación quería introducir nuevas caras, insuflar juventud y nuevas perspectivas que tuviesen en cuenta las últimas tendencias en las diferentes disciplinas, acercarlas al presente para que tengan perspectiva de futuro de forma que los premios resultantes acaben también por vigorizarse. «Este año entra en vigor la renovación automática de jurados, que no podrán ser convocados a más de cuatro ediciones consecutivas», explicó Sanjurjo, quien aclaró que esta medida no afecta a los premiados en anteriores ediciones -«son nuestro principal activo y queremos seguir contando con ellos»- ni a los patronos -el jurado del Premio de la Concordia está compuesto en su totalidad por ellos-. Así, echando cuentas, 30 de las 150 personalidades que este año escogerán a los premiados serán nuevos, «iniciándose la renovación, un tercio de cada jurado aproximadamente, por los más antiguos», explicaba. «Así se renovarán de forma paulatina, sin perder la experiencia necesaria de los que están, pero añadiendo caras nuevas», dijo.

Este año, confía, «habrá ya 40 mujeres», otra de las necesidades que veía la Fundación, la de que cada vez fuesen más igualitarias esas reuniones. Aún así, lo importante es el perfil: que conozcan la Fundación y lo que representa, que tengan proyección internacional y que destaquen en las áreas que tienen que valorar», enumeró Sanjurjo. Y pondrán especial empeño en ligar a los premiados de otras ediciones a la institución, ofreciéndoles la posibilidad de ser jurados. Unos 30 formarán parte este año de esa nómina, 14 de ellos extranjeros, que tendrán que escoger entre las mejores de las 300 candidaturas recibidas hasta la fecha.

La otra novedad, el calendario. El Premio de la Concordia, que se fallaba en septiembre, y que a partir de este año «y nuestra intención es que siga así en próximas ediciones», se adelanta al mes de junio, para que «todos los premios se sepan antes del verano, agilizando así los preparativos de la semana cultural -que es ya casi de quince días-, compatibilizar sus agendas...». Todo sea por unos mejores Premios Princesa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate