El Comercio

Tolivar Faes, «el padre de la historia de la medicina asturiana»

Leopoldo Tolivar Alas, Ramón Rodríguez y Enrique Martínez, durante el acto en homenaje al padre del primero, en el cuadro.
Leopoldo Tolivar Alas, Ramón Rodríguez y Enrique Martínez, durante el acto en homenaje al padre del primero, en el cuadro. / M. R.
  • Una mesa redonda sobre su perfil asturianista y una exposición en el Museo de Bellas Artes rematan el homenaje al doctor ovetense

Una mesa redonda en la sede del Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea) sirvió para recordar la faceta de investigador asturianista del doctor José Ramón Tolivar Faes (1917-1995) dentro de los actos con los que conmemora su centenario la institución de la que fue miembro y en los que también participan el Museo de Bellas Artes, la Biblioteca de Asturias, la Real Academia de Medicina del Principado de Asturias y el Colegio Oficial de Médicos de Asturias.

El acto, presidido por el director del Ridea, Ramón Rodríguez, contó con la presencia del hijo del homenajeado, el catedrático de Derecho Público de la Universidad de Oviedo y colaborador de EL COMERCIO Leopoldo Tolivar Alas, y del doctor Enrique Martínez, encargado de glosar la figura de Tolivar Faes como estudioso de la cultura y la historia asturianas.

El director del Real Instituto definió al investigador del que se cumple su centenario como «un gran hombre, un gran médico y un gran asturiano». Recordó su paso por la institución y los trabajos que desarrolló desde ella, así como el legado de una parte importante de su archivo personal a los fondos del Ridea, destacando su carácter de «hombre serio, riguroso y entregado a los demás: a su familia, a sus pacientes, a Asturias» y concluyó sus palabras afirmando que «en el recuerdo de quienes le quisimos y admiramos, el doctor Tolivar Faes sigue entre nosotros».

En su intervención el doctor y también miembro del Ridea Enrique Martínez evocó desde su vivencia personal la figura del médico humanista, repasando algunos de sus numerosos trabajos de investigación, con especial atención a aquellos que dedicó a la historia médica del Principado: «Tolivar puede y debe ser considerado el padre de la historia de la medicina asturiana», dijo y añadió que en esos estudios «fue un pionero, les dio un carácter integrador, ya que sus obras no son meras recopilaciones de datos sino el resultado de una búsqueda metódica y exhaustiva». Su tesis doctoral sobre las leproserías asturianas en la época medieval y moderna -publicada en 1966 por el entonces Idea y reeditada por la institución en 2008- o sus trabajos sobre el médico Gaspar Casal y su 'Historia natural y médica del Principado de Asturias', así como la biografía novelada del propio Casal: 'El mal de la rosa' (1990) fueron puestos como ejemplos de la contribución de Tolivar Faes en dicha materia.

Cerró el acto Leopoldo Tolivar Alas, quien aprovechó para traer a la memoria el disgusto con el que su padre afrontó en los últimos años de su vida el hecho de verse relegado del Ridea por motivos de incompatibilidad de acuerdo con los estatutos de la institución. De su interés por los estudios asturianistas manifestó que además de los trabajos realizados «quiso trasmitírnoslos a sus hijos, no como una creencia impuesta, sino mediante el ejemplo» y haciendo que en ellos prendiera «la semilla del amor por nuestra tierra». Tolivar Alas subrayó «la humildad y el rigor» como investigador de este médico humanista «de vida austera y ejemplar», cuyo centenario se recuerda ahora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate