Analizan el galeón 'Santiago' para conocer su estructura

Un buzo inspeccionando el pecio el pasado abril. / XUNTA GALICIA
Un buzo inspeccionando el pecio el pasado abril. / XUNTA GALICIA

Catorce investigadores de las universidades de Gales, Texas, Portsmouth y la Sorbona participan en la investigación que se llevará a cabo en el pecio

DAVID SUÁREZ FUENTE RIBADEO (LUGO).

El galeón 'Santiago', hundido en 1597 en la ría del Eo, será hoy objeto de estudio de un equipo compuesto por catorce personas que coordinará el arqueólogo subacuático Miguel San Claudio. El objetivo del estudio es dar a conocer el estado de conservación de este buque de guerra del siglo XVI y conocer con detalle los elementos constructivos.

La expedición es mucho más ambiciosa que la realizada en otras ocasiones, ya que participan investigadores de las universidades de Gales, de la Sobona parisina, del estado americano de Texas, la inglesa Portsmouth, así como investigadores españoles del CSIC. La expedición, que ayer preparaba en Ribadeo el equipo, está dirigida por la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia, y cuenta con la participación de los buzos de la Armada Española, y con la colaboración del Real Club Náutico de Ribadeo, del Ayuntamiento ribadense y de la cofradía de pescadores.

El buen estado de conservación de este pecio hace que la investigación, «sea impresionante», dijo San Claudio, asegurando que «es la primera vez que se estudia in situ un buque de guerra del siglo XVI». Y es que el buen estado del barco hace que se pueda investigar sin que haya sido expolidado con anterioridad. Hoy estudiarán en una inmersión donde comenzar con los sondeos, que se prolongarán hasta el viernes 22 de junio. Fecha en la que se llevará a cabo unas conferencias dedicadas a este galeón, que se celebrarán en el teatro de Ribadeo, y en la que participarán el arqueólogo, Miguel San Claudio, la investigadora del CSIC, Ana Crespo y el comandante de la unidad de mergullo de Ferrol, Ángel Lozano. Los resultados obtenidos en este estudio se publicarán en publicaciones y revistas especializadas.

El navío fue descubierto en 2011 tras un dragado en la ría. En este tiempo, se ha deteriorado. «Estas cosas nunca van a mejor», dijo el arqueólogo, quien explicó que el barco se conservó en buenas condiciones gracias a la arena que lo rodea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos