Ángel González vuelve a casa

Piquero, Bello, Rico y Barrero. Abajo, el poeta en una de sus intervenciones en la Semana. /  DAMIÁN ARIENZA
Piquero, Bello, Rico y Barrero. Abajo, el poeta en una de sus intervenciones en la Semana. / DAMIÁN ARIENZA

El certamen recuerda al poeta con una mesa redonda del Aula de Cultura y una lectura a mediaoche que continuará hoy en Oviedo

PABLO A. MARÍN ESTRADA

La Semana Negra rindió ayer homenaje al poeta Ángel González, uno de los autores más influyentes de la literatura española contemporánea y presencia asidua al festival gijonés hasta el verano de 2007, un año antes de su fallecimiento. Dos poetas, José Luis Piquero y Xuan Bello, y un escritor-editor, Manuel Rico, fueron los encargados de evocar su figura, conducidos por el también escritor y periodista Miguel Barrero, en un acto del Aula de Cultura de EL COMERCIO.

María de Álvaro, responsable del Aula, junto al director de contenidos del festival, Ángel de la Calle, hicieron de anfitriones y la primera tuvo unas emotivas palabras de recuerdo al homenajeado, cuyo reconocimiento por sus lectores era palpable durante sus visitas al certamen literario o cuando recibió el Premio de Cultura del periódico en 2005: «Pasear con él por la calle era como hacerlo con una estrella de rock, daba gusto ver que a un poeta se le reconocía así», contó.

La vigencia actual de su obra fue uno de los muchos puntos coincidentes en la mesa y cuando Barrero planteó si González pasaba ahora por el purgatorio común a un escritor tras su muerte, Manuel Rico fue rotundo: «Su caso es una excepción, nunca ha dejado de leerse, la claridad cargada de emoción de sus versos y su difusión por músicos como Sabina o Pedro Guerra, ayudaron», afirmó. Para el poeta y colaborador de este periódico Xuan Bello: «Su purgatorio lo pasó en los 70, con los novísimos y su estética alambicada, luego todo cambió gracias a la lectura que críticos inteligentes como Emilio Alarcos hicieron de su obra y a los poetas que entonces se reconocieron en su estela realista». José Luis Piquero estuvo de acuerdo con sus compañeros: «La prueba de su vigencia es que se sigue editando, es decir se siguen vendiendo sus libros, es un poeta que no se agota en una sola lectura y quien logra eso está llamado a perdurar».

José Luis García Martín y Nacho Vegas estarán hoy en la plaza del Paraguas

La presencia de González en la Generación del 50 o el compromiso cívico en su poesía fueron otros de los asuntos que concitaron opiniones afines. Respecto a éste, Bello recordó que «a diferencia de otros autores, él nunca renegó de su compromiso» y Piquero apuntó que «la suya es una poesía muy fundada, se aleja de lo coyuntural y tiene muchos otros registros». Su claridad expresiva sirvió para que ambos poetas -que lo trataron personalmente- trazaran la línea maestra de su poética: «Es una claridad engañosa, cada verso contiene una sorpresa», dijo el mierense y Xuan Bello lo corroboró: «Al filo de la claridad busca el fulgor, como Machado o Juan Ramón».

Los versos de Piquero, Bello, Rico y de Nuria Barrios le volvieron a recordar a medianoche en una lectura como las que el propio Ángel González protagonizó. Hoy volverán a homenajearlo al mediodía en la Plaza del Paraguas de Oviedo, en un acto que contará también con la presencia de José Luis García Martín y del músico Nacho Vegas.

Fotos

Vídeos