El Comercio
Una de las obras de la exposición 'En escultura'.
Una de las obras de la exposición 'En escultura'. / CÉSAR CASTAÑO

Hierro y madera con historia

  • César Castaño lleva a la Fundación Alvargonzález una exposición que busca plasmar la Asturias rural

La Fundación Alvargonzález inaugura estes jueves una nueva exposición en su sede de Cimadevilla. Lleva por título 'En escultura' y es obra del asturiano César Castaño. En ella se podrá contemplar la Asturias rural, esa de la que formaron parte el abuelo y el padre de César, que fueron herreros, como él. Ellos golpeaban el metal para cubrir sus necesidades, mientras que él lo hace para transmitir sus ideas. Unos pensamientos que plasma en hierro forjado, trabajado en el calor de la fragua. «Se consiguen unos matices que solo puedes transmitir utilizando el calor de la fragua», afirma el creador. Es por ello que su obra pretende reflejar ese mundo rural que se resiste a desaparecer.

Además del hierro, otra de las características de las esculturas de Castaño es la madera que utiliza en las bases que soportan las obras. Se trata de maderas con historia: de antiguas casas, de hórreos... «Me gusta la madera con historia, al igual que el hierro», señala. La exposición estará en el local de Cimadevilla hasta agosto y después se trasladará a Gandía. Pasará a continuación al municipio de Yecla, en Murcia, en el mes de octubre.

No solo es artista. César es también bateador de oro y gaitero. Ha representado a España en dieciocho campeonatos del mundo de bateo, el sistema tradicional que aún se usa para encontrar el preciado mineral, que este fin de semana vive su jornada festiva en Navelgas, su tierra natal. También ha querido César Castaño llevar el sonido de la gaita a los cinco continentes. Y es que la música es otra de sus pasiones. Es promotor musical y por ello ha dirigido durante trece años el Concurso Internacional de folk de Cuarto de los Valles de Navelgas.

Ver sus esculturas es descubrir sus pasiones, entenderle un poco mejor. A él y a Asturias.