El Comercio

'Cremalleras' para sensibilizar sobre las cardiopatías congénitas

Rona, de dos años, posa para el fotógrafo.
Rona, de dos años, posa para el fotógrafo. / APACI

Sus cicatrices son como cremalleras. Cierres sobre la piel que cuentan historias de lucha y superación. Y, por eso, los mayores han creado un grupo de WhatsApp para estar en contacto en el que ellos mismos se denominan así: 'Los cremalleras'. Orgullosos de haber batallado contra las cardiopatías congénitas y haber vencido. Y, también por eso, muestran sus costuras a través de una serie de quince retratos en blanco y negro que han titulado 'Cremalleras' y que conforman una exposición del mismo título que hoy a mediodía se inaugura en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón y que podrá verse hasta el próximo 5 de octubre.

Realizadas por el alumnado del Centro Integrado de Formación Profesional de Comunicación Imagen y Sonido de Langreo, en las imágenes aparecen Laura (ocho años), Hugo (tres), Rona (de dos) o Marta (de uno) con sus peluches, sus padres o abuelos. Porque el menor de estos modelos de excepción tiene apenas seis meses y el mayor, 24 años. Pablo, por ejemplo, ya universitario, es uno de los quince protagonistas de esta muestra con la que miembros de Apaci (la asociación de que trabaja desde 2005 para mejorar las condiciones y la calidad de vida de menores y jóvenes que sufren cardiopatías congénitas y de sus familias) que pretende concienciar sobre estas enfermedades. Eso, y transmitir que «debajo de las camisetas y de los vestidos hay estas cremalleras, que implican mucho sufrimiento, tanto para ellos como para sus familias», cuenta Juana Jara, su presidenta.

Una muestra itinerante, además de un proyecto pionero en España, en la que peques y jóvenes, acompañados de sus familias, «muestran de forma valiente, emotiva y divertida sus cicatrices, consecuencia de las cirugías de corazón y que es recibida con la misma emoción por el público allá por donde va».