El Comercio

Cuatro miradas AlNorte del mundo

Cuatro miradas AlNorte del mundo
  • Sandra Paula Fernández, Jacobo Bugarín, Mónica Cofiño y María Muñiz dan cuerpo a sus creaciones en Laboral, el Niemeyer, el Barjola y el Arqueológico

  • Los proyectos ganadores de las becas de arte se convierten en exposiciones en Gijón, Oviedo y Avilés

Un círculo gigante, que aparece y desaparece ante nuestros ojos en el Patio Corintio de la Laboral, como un sueño de magia hecho realidad. Un recorrido con enlaces audiovisuales desde el Museo Barjola por la verdad de 'La Xata la Rifa', nacida del lema: «Si tienes una cuadra, tienes un teatro». Una denuncia en punto de cruz sobre tela de Panamá, enmarcada como pintura en el Museo Arqueológico de Asturias, para hacer relato de la discriminación sexista. Y una cinta que te lleva por las marcas de la élite de la moda, para acabar en una fiesta en auge, que rompe envuelta en basura y silencio entre las paredes del Centro Niemeyer. Esas son las cuatro miradas al mundo que proponen los ganadores de las becas de AlNorte, la Semana de Arte Contemporáneo de Asturias, que promueve EL COMERCIO y que hoy se pone en marcha en Avilés, para seguir curso mañana y pasado mañana, sumando los escenarios de Gijón y Oviedo.

La primera parada será ante la mirada crítica que testifica el Niemeyer. La de Jacobo Bugarín (Santiago de Compostela, 1983) y su proyecto 'Ellos quieren zoar'. Habla el joven creador y también arquitecto sobre el mundo del consumo y «las posibilidades que te brinda internet de convertirte en quien no eres e inventarte un modelo de vida al que no puedes acceder. De ahí que puedas comprar en la red para luego devolver en la tienda sin invertir un euro». Cuenta Bugarín ese periplo que funde virtualidad con realidad, inventando una serie de territorios cerrados con cintas de embalar, repletas de logotipos de marcas caras sobre la plaza del centro avilesino. Su proyecto se completa con dos audiovisuales, uno proyectado sobre la pared y otro recogido en un plasma, sobre el suelo.

Como el invitado del Niemeyer, el resto de los artistas llevan tiempo dando forma a el que será el XV AlNorte. Unos en residencia, en el Centro de Proyectos Artísticos PACA y otros en los respectivos espacios que con la beca les tocaron en suerte. Así, ayer María Muñiz (Gijón, 1984) trabajaba en el Patio Corintio de Laboral Ciudad de la Cultura, donde mañana mostrará las formas de 'Etere', una «reflexión sobre la relación de los seres humanos con lo invisible». Dice la joven creadora que su investigación se ha detenido en grandes nombres de la historia, como Platón o Saint-Exupéry, pero que, en realidad, «nos toca a todos». Por eso ha creado una pieza monumental, cuyo color, el rojo, logrado con pintura termocromática, desaparece por el efecto del calor, pero, sobre todo, de nuestra intervención. Cuando el espectador se acerque a sus formas con una de las tres pistolas de aire caliente que se suman a la escultura podrá ver cómo el imposible de la invisibilidad no lo es tanto.

Tras la inauguración de la Laboral, AlNorte tendrá una cita, también mañana, en el Museo Barjola. Allí espera el trabajo de Mónica Cofiño, que centra su mirada en la propia mirada de su proyecto 'La Xata la Rifa'. «Lo que pretendo es contar nuestro pasado, presente y futuro». Y para ello contará con todo el material documental reunido en los últimos cuatro años, que suma la intervención de varios artistas. Habrá en su proyecto atrezzo de teatro, fotografías y también un enlace en 'streamings' hacia su propia casa en la estación de Carbayín.

Y, aunque la jornada del viernes acaba ahí, en el Barjola, el periplo prosigue el sábado en el Museo Arqueológico. En sus salas trabaja desde hace días Sandra Paula Fernández (Oviedo, 1972), que ha desplegado su proyecto 'Arte público: la vida no es solo coser y cantar'. El más crítico del grupo. No atiende esta vez la creadora que triunfó en Estampa a la figura de Blancanieves, pero sí a su mensaje contra el sexismo. Esta vez, Sandra Paula no pinta sus recados, los cose. Lo hace con punto de cruz, reproduciendo anuncios de contactos y mostrando vídeos de contenido sexual, que denuncian las cargas de la sociedad contra las mujeres y la doble moral de nuestro tiempo. Esta, como el resto de las actividades, cuenta con varios patrocinios de varias instituciones, entre ellas la Fundación Cristina Masaveu Peterson y el Principado de Asturias.

Temas