El Comercio

Las chimeneas de la amante y la señora

La inauguración de 'Estancias', ayer tarde en Oviedo.
La inauguración de 'Estancias', ayer tarde en Oviedo. / MARIO ROJAS

La Sala SabadellHerrero, que mantiene un convenio con el Principado, acumula 42 exposiciones desde 2001. Ashí es nada. «Y, además, grandes exposiciones», apunta Miquel Molins aunque no sea necesario, porque el público asturiano las ha refrendado con su presencia. La última, inaugurada ayer y que podrá disfrutarse hasta el 8 de enero (Noche Blanca incluida), con la presencia del viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, como representante del Gobierno regional que en septiembre le entregó a la Fundación Banco Sabadell la Medalla de Plata de Asturias por su labor.

Un viaje capaz de adentrarnos en la biblioteca de Kandisnki o en las intrigas versallescas, porque «dos de las obras representan las chimeneas de Madame du Barry y María Antonieta. La amante y la señora que dialogan y se enfrentan gracias a dos pinturas sobre madera que, a modo de trampantojo, imitan el mármol y esconden una historia muy privada». Y es que, según Molins, «en cada estancia hay personajes» y «en cada obra, una historia». Así que solo tiene un deseo: «Ojalá que la gente tenga tiempo para descubrirlas». Y eso, mientras idea nuevas muestras: «La próximas serán una titulada 'Quiero ser fotógrafo' y también vamos a traer una subcolección sobre el libro de artista que es magnífica».