El Comercio

El primer león del Cantábrico es vasco

Andoni Iturbe, jefe del servicio foral de Patrimonio, y el prehistoriador César González Sainz, ante el gran panel.
Andoni Iturbe, jefe del servicio foral de Patrimonio, y el prehistoriador César González Sainz, ante el gran panel. / E. C.
  • Descubren en la cueva de Armintxe, bajo viviendas, un conjunto de grabados de hace 14.000 años, único en la Península Ibérica

Los científicos han identificado en la cueva Armintxe, situada en la localidad vizcaína de Lekeitio, cincuenta figuras animales repartidas en tres paneles situados a unos 50 metros de la entrada de la misma. Datan nada más y nada menos de hace unos 14.000 años. «Están realizadas con una técnica que produce unos microdesconches que generan una línea clara que hace que las figuras se vean perfectamente, algo muy raro en los grabados rupestres. Es una técnica no muy habitual», explicó ayer en la presentación del hallazgo Andoni Iturbe, jefe del servicio foral de Patrimonio.

Y es que según el diputado genera de Bizkaia, Unai Rementeria, «se trata del conjunto de grabados más espectacular e impactante que probablemente haya en la Península Ibérica. Eso dicen los expertos». No solo por las pinturas sino también por su situación ya que se encuentra debajo de un edificio de viviendas de la calle Letraukua de Lekeitio.

De un extremo a otro, el conjunto ronda los 15 metros. Lo dominan un caballo y un bisonte de grandes dimensiones. «El caballo mide metro y medio», señaló el prehistorador César González Sainz. Y hasta ahora, se han identificado en la composición 18 caballos, 5 caprinos, 2 bisontes, al menos 2 leones y 4 cuadrúpedos indeterminados. Los leones -sin melena, «como todas las representaciones paleolíticas de león» y uno de ellos con la cola levantada- son únicos en el arte cantábrico. «No teníamos en el Cantábrico ninguna representación clara y en Armintxe hay dos claros y un posible tercero», dijo ayer Sainz.