El Comercio

Encerrados con las mujeres Espert

La angitua cárcel de Oviedo se convirtió para la ocasión en escenario teatral.
La angitua cárcel de Oviedo se convirtió para la ocasión en escenario teatral. / FOTOS: MARIO ROJAS
  • Etelvino Vázquez dirigió en el Archivo Histórico fragmentos de obras significativas en la carrera de la actriz, bajo el título de 'Asesinas ejemplares'

  • El homenaje a la Princesa de las Artes cosechó bravos en un escenario inédito

En la noche de ayer se estrenó el segundo montaje del ciclo que la Fundación Princesa de Asturias dedica a la galardonada con el Premio de las Artes 2016, Núria Espert, tras el programa iniciado el día anterior en el gijonés Teatro Arango. La velada del viernes se acogió al espacio del Archivo Histórico, alzado sobre la antigua cárcel de Oviedo, en este caso para exhibir fragmentos de algunas obras que han ido jalonando el extraordinario periplo interpretativo de la actriz y directora catalana.

Cuando los actores -un elenco asturiano del que formaron parte Cristina Lorenzo, David González, Sheila Montes, Cristina Alonso, Rosa Manteiga, Manuel Pizarro y Egon Ephraim- salieron al nada convecional espacio escénico, precisamente el lugar se había erigido protagonista, puesto que solo el acceso a través del pasillo donde estaban las antiguas celdas de mujeres, creadas en 1917, año de la huelga general, ya suponía una experiencia en sí misma. También antes de que el teatro se hiciera grande en ese espacio, Teresa Sanjurjo, la directora de la Fundación, había agradecido la asistencia masiva y la entrega del equipo artístico. Bajo la dirección de Etelvino Vázquez, las piezas seleccionadas guardaron una íntima relación con la trayectoria vital de Espert. Lorca sirvió para abrir la representación con las palabras de 'La casa de Bernarda Alba'; después, 'Las criadas' de Jean Genet; de nuevo Lorca con 'Yerma'; por fin 'Medea', que Espert encarnó por primera vez en 1954, y después 'Doña Rosita la soltera'.

Hoy, las entradas para el jueves

Por instantes, en una ocupación escénica que desarrolló diálogos entre la glorieta del patio central de la planta baja y el primer piso, la respiración de los actores estuvo a un palmo de los espectadores. Bravos en el epílogo y palabras -solo palabras- de Espert compartiendo el amor por el teatro. Volvieron a continuación los largos y anchos aplausos para el elenco. El público tuvo también oportunidad de presentar sus preguntas para la actriz, que el jueves tendrá un encuentro con el público en el Teatro Jovellanos de Gijón en el que les dará respuesta. Hoy, a las 12 horas, se ponen a disposición del público las 800 localidades en la taquilla del teatro.