Soledad Córdoba estrena lenguaje en el Barjola con un recado de 'Resistencia'

Soledad Córdoba estrena lenguaje en el Barjola con un recado de 'Resistencia'
  • La fotógrafa presenta una videoinstalación de tres pantallas, realizada para el espacio, y una serie de autorretratos de «guerreras» doradas

De Soledad Córdoba todo el mundo espera a Soledad Córdoba. Sus esculpidos rasgos imperando sus impresionantes y dramáticas fotos. Pero esta vez la creadora avilesina, recién llegada de Milán, ocupa la capilla de la Trinidad del Museo Barjola estrenando lenguaje. Ella sigue en el centro del discurso, y sin embargo no son las imágenes detenidas las que le sirven de vehículo, sino las que están en movimiento. Tres pantallas, instaladas a modo de pirámide, enfrentadas a saco de piedras envueltas en tul bordado, dan cuerpo a una elocuente videoinstalación, creada específicamente para este espacio. Con ella, titulada 'Resistencia', aborda lo más profundo del término. Y lo hace, dice, «como un acto de fe en uno mismo». En la primera pantalla Córdoba pisa con firmeza el mismo montón de piedras que se erige en mitad de la capilla. En la segunda dibuja círculos en la arena, ataca al ese enorme peso, como un animal de carga que no se rinde, y en la tercera intenta llegar a la cúspide de una montaña llevando no un saco, sino unos cuantos.

Con todo la creadora recuerda que observa el cuerpo como «órgano de nuestra alma». Un órgano con el que «hacemos lo que queremos». El realidad, 'Resistencia' vindica esa propiedad y libertad, así como «la conciencia de nosotros». 'Resistencia' se completa, además con 'Guerreras', una serie de dibujos de gran formato, también autorretratos, dispuestos en el vestíbulo del museo. «Son mujeres que ya no se tapan para velar su vulnerabilidad. Están preparadas para defenderse, no tienen miedo», dice la creadora.