El Bellas Artes aumenta un 56% sus visitas

Visitas a la exposición con obras del Prado, que comparten espacio con el impresionante retablo que forma parte de la donación de Plácido Arango./PABLO LORENZANA
Visitas a la exposición con obras del Prado, que comparten espacio con el impresionante retablo que forma parte de la donación de Plácido Arango. / PABLO LORENZANA

Las exposiciones de la donación Arango y el Prado llevan 8.395 personas más al museo en el primer trimestre

M. F. ANTUÑAGIJÓN.

Dos magníficas exposiciones, la que muestra las 33 obras de la donación de Plácido Arango, y 'Arte y mito', que recoge piezas del Museo del Prado, tienen la culpa. El Museo de Bellas Artes de Asturias ha visto cómo el público que visita sus salas ha crecido en un 56,7% en el primer trimestre del año. Un total de 8.395 personas más que en 2017 miraron el arte que se muestra en el Palacio de Velarde y el edificio de la ampliación. En enero el incremento fue del 57,87%; en febrero, del 44,48 %, y en marzo creció hasta el 67,76 %.

El 2017 fue el mejor año de la historia del museo en cuanto a cifras de visitantes. Se alcanzaron entonces 90.090 visitas. Y este 2018 todo apunta a que serán muchas más, y que incluso se sobrepasará la barrera psicológica de las cien mil. «Estamos muy contentos con estos datos, para los que creemos que esas dos exposiciones están siendo muy importantes, y a eso se suma el atractivo de la colección permanente y del programa de actividades que tenemos», afirma Alfonso Palacio, director de la pinacoteca asturiana. Y es que a lo largo de estos meses, además de inaugurarse esas exposiciones, ha habido ciclos de conferencias, talleres educativos para niños, visitas guiadas, y otro tipo de actividades que contribuyen a incrementar el conocimiento de las obras de arte y del museo que las alberga.

Pese a los buenos datos, Palacio subraya que el de las visitas es solo uno de los indicadores de los muchos que han de ser tenidos en cuenta en el día a día de un museo. Eso sí, no niega que estarán felices de poder superar ese número mágico de los cien mil visitantes. No parece en absoluto descabellado a la vista del incremento registrado en solo tres meses. Pero hay que seguir trabajando. «Queremos que nos visiten y no subestimamos ni muchísimo menos la inteligencia y el buen gusto de los visitantes que se ven atraídos por buenas exposiciones y buenas programaciones continuadas y sistematizadas en el tiempo, por eso queremos hacer calar la idea de que en este museo cada día pasa algo distinto», señala Palacio.

Las dos exposiciones temporales ahora abiertas al público en Oviedo han ejercido un efecto llamada muy importante. La de la donación Arango permite ver por primera vez juntas 33 obras que forman parte de una colección privada; la segunda, de una colección pública, si bien es itinerante, llega a Oviedo en su segunda escala desde Palma. Luego el interés de ambas es más que evidente. «Sabíamos que había mucha expectación», ratifica Palacio, que subraya que ya ha comunicado tanto al Museo del Prado como a Plácido Arango las cifras de visitas alcanzadas en estos meses. «Plácido, que es patrono del museo, está muy contento y encantando de que tantos asturianos como no asturianos se acerquen a contemplar los cuadros», añade. Las dos publicaciones especializadas publicadas a modo de catálogo de ambas exposiciones están reclamando, igualmente, la atención de los visitantes, muchos de ellos procedentes de fuera de Asturias.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos