Color asturiano en Madrid

Las pinturas del artista Santi Lara se ven y se disfrutan en PuxaGallery. / FOTOS: NEWSPHOTOPRESS
Las pinturas del artista Santi Lara se ven y se disfrutan en PuxaGallery. / FOTOS: NEWSPHOTOPRESS

Una selección de fotografías de Gonzalo Juanes nos traslada a la España del pasado siglo en La Fábrica mientras las obras metafóricas de Santi Lara se muestran en PuxaGallery

J. M. PUGA

Gonzalo Juanes Cifuentes (Gijón, 1923 - 2014) puso color a la España del pasado siglo. Con la cámara de fotos retrató su Asturias minera del alma y la vida en la gran ciudad, pues a mitad de siglo trasladó su residencia a Madrid. Es ahora en la capital donde se recuerda al fotógrafo que falleció a los 91 años hace tres veranos.

El centro cultural contemporáneo La Fábrica inauguró ayer 'Gonzalo Juanes: una mirada en color', una exposición compuesta por 23 imágenes de las décadas de los 60, 70 y 80 del siglo XX. En ella, el público puede deleitarse ante algunas de las escenas más características de la Asturias de la época, así como contemplar la serie que Juanes documentó sobre la céntrica calle Serrano, de Madrid.

La muestra, comisariada por el también fotógrafo José Manuel Navia, busca dar luz a la trayectoria de uno de los fotógrafos españoles más importantes de los últimos años, el que se atrevió a relegar el blanco y negro en una época en que a nadie se le hubiera ocurrido. Por eso se ganó enemigos, vio cómo coetáneos le adelantaban en popularidad mientras su nombre quedaba condenado al olvido. Hasta el punto de que no fue hasta el año 2003 cuando Juanes, perito industrial de profesión, organizó su primera muestra individual.

En la que ahora cuelga de las paredes madrileñas, se puede ver cómo era la moda de la época, en un momento en el que el 600 empezó a llenar las calles españolas y la sociedad a ser consciente de que el entretenimiento podía y, de hecho, debía ser esencial en su día a día.

Las fotografías de Gonzalo Suárez eran sencillas, de modesta apariencia e intencionadamente en tono menor, pues así creía él que debía entenderse el arte de capturar el momento. El asturiano fue autodidacta y apasionado del mundo que le rodeaba, el mismo que quería grabarse en la retina y que inmortalizó con su objetivo, perteneció al grupo Afal, cuyos integrantes renovaron la concepción que se tenía en España -y no solo aquí- de la fotografía. En los años 90, cuando el grupo se reunió para contar su historia, no localizaron a Juanes.

El fotógrafo, lejos de haber abandonado su pasión, como pensaron, siguió trabajando, innovando y acrecentando su historia, que también destacó por rechazar la edición de sus instantáneas.

Pero el color que Gonzalo Juanes quiso ponerle a la vida no es el único con sello asturiano que desde ayer decora Madrid, pues la galería PuxaGallery inauguró la nueva exposición de Santi Lara, autor nacido en Tomelloso (Ciudad Real) y residente en Gijón y Madrid. 'Cuaderno de Roma', que así se títula el trabajo, continúa la línea del artista de arriesgar jugando con el color e incluyendo metáforas de la condición humana que alternan visiones apocalípticas con cuestiones mitológicas. «Son paisajes mentales y psicológicos», resume Santi Lara al explicar un proyecto realizado en la Academia Española de Roma, y de ahí el nombre.

Todo el que se pase, hasta el próximo 27 de octubre, por la galería de arte contemporáneo situada en el número 10 de la céntrica calle Santa Teresa, a cuyo cargo están Nuria Misert y Ángel Antonio Rodríguez, tendrá a su alcance una serie de cuadros expresionistas y en los que juegan un papel clave las perspectivas distorsionadas.

Fotos

Vídeos