La donación Arango alza el telón

En el Palacio de Velarde ayer se ultimaban los detalles para inaugurar esta tarde la exposición de la donación Arango.
/PABLO LORENZANA
En el Palacio de Velarde ayer se ultimaban los detalles para inaugurar esta tarde la exposición de la donación Arango. / PABLO LORENZANA

El filántropo astur-mexicano estará en Oviedo arropado por su familia y las autoridades regionales El Bellas Artes inaugura hoy la exposición de las 33 obras de la colección del mecenas

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

Un año después de que el Patronato del Museo de Bellas de Asturias aceptara la donación del filántropo asturmexicano Plácido Arango, las 33 obras que forman parte de la misma -inicialmente eran 29 pero a lo largo del pasado año se sumaron otras cuatro- se podrán ver por fin en las salas de la principal pinacoteca de Asturias. El Palacio de Velarde (29 tablas, lienzos y esculturas entre su patio y las dos salas anejas) y el edificio de la ampliación (cuatro en el atrio y las salas 26 y 27) reciben las obras maestras que Plácido Arango quiere compartir con todos los asturianos y que han sido elegidas con el ánimo de completar y complementar los fondos del museo.

Hoy estará en Oviedo este mecenas generoso y afable a quien hace más feliz ver los cuadros que tanto ama en los museos que en su propia casa. Arropado por su familia y por las autoridades regionales, verá cómo encajan en la pinacoteca asturiana las obras que con mimo ha ido atesorando a lo largo de los años para confeccionar su impresionante colección de arte español. De ella, el Museo del Prado recibirá 25 obras y el Bellas Artes, las 33 citadas, puesto que no hay que olvidar que la donación se hace en calidad de usufructo vitalicio. Pese a ello, en Oviedo se quedarán ya doce de las obras donadas engarzadas dentro de la colección permanente una vez finalice la muestra.

La exposición -que el público podrá visitar a partir de mañana y hasta el 17 de junio- propicia un recorrido por el arte español desde el siglo XV hasta finales del XX. Hay arte antiguo y contemporáneo, incluyendo obras de autores vivos. El espectacular Retablo de la Flagelación, que ya está a la vista del público en el atrio del edificio de la ampliación, y las tablas de Juan de la Abadía el Viejo son ejemplo de las obras más longevas. Del XVI están representados Juan Correa de Vivar, Juan de Juanes y Luis de Morales. El barroco madrileño y sevillano del XVII se exhibe a través de lienzos de Jerónimo Jacinto Espinosa, Francisco de Zurbarán, Juan de Valdés Leal y José Antolínez. Del XIX destaca la presencia de Genaro Pérez Villaamil con una pintura de la Catedral de Oviedo, mientras que en el XX hay piezas de José Gutiérrez Solana, Esteban Vicente, Pablo Palazuelo, Antoni Tàpies, Rafael Canogar, Equipo Crónica, Juan Muñoz y Cristina Iglesias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos